Abajo los Calzones de los Oppas!!

{Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Dom Jul 18, 2010 6:55 am

Recuerdo del primer mensaje :

Este es mi primer fanfic asi que espero que les guste, acabo de comenzar pero estoy más que picada, ya que tengo tanto que decir, jejeje, les dejo los datos y espero sus criticas

Título original: 달이 내 마음을 나타냅니다 / Dal-i nae ma-eum-eul natanaebnida
Título inglés: The Moon represents my Heart
Título en español: La Luna representa a mi corazón
Autora: Kang Ha Joon
Parejas: Kim Hyun Joong, Kang Ha Joon y Song Ji Mi
Tipo: WAFF (Fluff y Warm and Fuzzy Feeling), OC (Original Character)
Género: Romance
Clasificación: T (Todo público)
Episodios: 13
Tema de apertura: T-Max: Fight the Bad Feeling 나쁜 마음을 먹게해
Tema de clausura: Will You Marry Me? 결혼해 줄래 - 이승기 Lee Seung Gi
Tema especial capítulo 11 Jisun - What Do I Do 어떡하죠
Comentarios: Es pura ficción, solo fantasía de mi parte.

Argumento
Kang Ha Joon se enamora pérdidamente de su ídolo oppa Kim Hyun Joong, primero todo comienza como un mero amor platónico, hasta convertirse en amor verdadero, pero deberá ser muy cuidadosa puesto que la diferencia de edades es evidente, mundos distintos los separan, valores, costumbres, gustos, trabajos, pero es posible que a pesar de todo, puedan formar un mundo, que traspase todo los incovenientes, ella podrá seguir a su lado, o permitira que Song Ji Mi, se quede con él, puesto que ambas comenzaron a tratarlo al mismo tiempo, y ella también le quiere. Una encrucijada para el amor que termine con una amistad de amigas o el inicio de una vida al lado de quien ama.
Capítulo 1 Como en un cuento de hadas
Capítulo 2 Unnie Ji Mi
Capítulo 3 Crazy for you
Capítulo 4 Sorpresas en el mail (Un incierto te quiero)
Capítulo 5 Llegando al aeropuerto, huye de los paparazzis
Capítulo 6 Cometiendo horrores ortográficos
Capítulo 7 Hermoso día, ven conmigo
Capítulo 8 Tengo malos pensamientos, una noche juntos
Capítulo 9 Una triste despedida
Capítulo 10 Horarios diferentes otra vez
Capítulo 11 ¿Qué haré? (Ella te ama)
Capítulo 12 ¡Al final solo quedan cicatrices
Capítulo 13 Final La luna representa a mi corazón
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo


Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Vie Jul 27, 2012 8:42 am

Capítulo 11 ¿Qué haré? (Ella te ama)

Te sientes bien jefa, me dice Jany, le contestó de una manera rápida ya que voy a estornudar, sí algo agripada, pero estoy bien, no te preocupes, nada que un poco de descanso no me ayude, además recuerda que esto se debe al cambio del ventilador por el aire acondicionado, debimos pedir que fuera menos frío, en fin, nada podemos hacer ahora, lo mejor será que me abrigue y me descansé un poco, Christian llegará tarde, así que tomaré una pequeña siesta en su oficina, espero eso me ayyude aunque sea solo un poco.

[Dos días antes]

Por favor, Jany, tengo que ir por unos papeles que deje en mi departamento, podrás atender al chico de mantenimiento, que viene a ver lo del aire acondicionado, no tardaré más de 30 minutos por favor, sí, se una niña buena, y echame la mano con eso, por favor, es más te invito a comer a ese lugar del que tanto te he hablado, va.

-oOo-

Tienen razón chicos, debo descansar pero faltan dos días para que entreguemos nuevamente el cierre de mes, así que por favor, ayudenme, el jefe es muy posible que llegue hasta la tarde, así que en lo que llega trataré de descansar sólo un poco, sí, cualquier cosa que de verdad sea muy importante me despiertan.

[En la habitación de Genie]

Desde que te ví, en ese dorama oppa, me enamoré de tí, se que suena muy tonto, pero de verdad me gustas mucho oppa, pero bueno, dime como has estado, te ves algo cansado, ha sido muy pesado los ensayos, comes bien, dime oppa.... algunos minutos después empieza a parpadear el icono del MSN y alguien responde, si lo estoy haciendo bien, han sido días bastante pesados, la verdad comenzar nuevamente los ensayos y las rutinas no es cosa fácil, pero lo importante ahora es que todos damos nuestro mejor esfuerzo para que este concierto sea uno de los mejores, aún recuerdas esa promesa verdad Genie shi, vendrás con Ha Joon shi a vernos...

Claro que si oppa, aunque no estoy del todo segura si unnie irá conmigo, poco después de que te fuiste, lo siento oppa, debo ir a la escuela, que mala suerte pocas veces podemos ponernos en contacto y hoy tengo un éxamen muy importante, oppa te encontraré más al rato, me gustaría seguir charlando contigo, si es posible.

Eh no estoy seguro, tenemos ensayo más tarde, y he quedado con los chicos salir a comer, trataré de estar a las 21:00 hora local, que para ti será como la medianoche, no creo que sea hora de que una chica como tú, aún se encuentre despierta, pero de ser así nos leemos.

Hyung, hyung, es hora de irnos al ensayo, ¿qué te pasa? porque tienes esa cara, te han dado una mala noticia

No en realidad no es una mala noticia, sólo que noona Ha Joon creo que está enferma.

-oOo-


[En la oficina principal del despacho]

Desde que hicieron ese cambio, la jefa se enfermó, lo mejor será que guardemos un poco de silencio para que pueda descansar, si no fuera porque es verdad que debemos entregar el cierre, podríamos decirle que se vaya a su casa, tienes mucha razón, Iván, pero es posible que la jefa diga que no, que se siente bien y se ponga a trabajar, por el momento es mejor dejarla que esté aquí además todos sabemos que no es bueno que pase tiempo sola, recuerdan que antes de que viniera ese amigo suyo a verla, era totalmente diferente, poco después de esa visita, ella se enfermó, es mejor que no inventen historias chicos, la verdad Jany, tu mejor que nadie sabe que ella se enfermo de tristeza, y esa amiga suya la tal Genie, creo que solo le ha dado dolores de cabeza, no es por ser indiscreto pero hace dos semanas ellas estaban hablando por teléfono y la jefa le dijo que no estaba segura de hacer ese viaje, que lo más conveniente es que fuera ella sola, además no quería sentirse el tercero en discordia.

-oOo-


Tu estás loco verdad inventando ese tipo de rumores, sobre todo con la jefa, jajaja ella se enfermo por tanto trabajo, recuerda que tuvimos ese caso tan pesado de la venta de edificios y luego casi todo se venía abajo porque ella se tomo esas dos semanas, después que regresó al trabajo, ella hizo todo lo imposible por salvar ese negocio, y mira de no haber estado trabajando casi las 24 horas no hubiera caído en cama, eso que dices del chico perfecto que le salió a ella, es puro invento tuyo, o acaso estás celoso, di lo que quieras Jany, pero no era posible que ella hubiera llegado con los ojos más brillantes y luego se hubiera hundido en la tristeza, no puedes negarlo.

Bueno de que tanto están hablando todos ustedes, pueden decirme, jefe, Christian, a que hora llegó, tengo unos pocos minutos y veía que hablaban acaloradamente sobre que tema, su jefa, que tanto dicen de Nelly, que no sepa yo, alguien carraspeó como diciendo que decimos, para todos era obvio que Christian nuestro jefe, estaba enamorado de la linda y torpe Nelly, pero nadie decía nada, y todo lo atribuían a que era demasiado angelical para buscar algo de él, sobre todo porque era así casi con todos los hombres a su alrededor, a ninguno le mostraba ningún sentimiento más allá que el de la amistad.

Bueno y donde está la susodicha, es raro que no este en su lugar, de pronto, todos recordaron en donde me encontraba, pufff dijo al fin Iván, oh ella, jefe, bueno se sentía algo mal porque al parecer atrapó un resfriado, interrumpiéndolo Christian preguntó, se fue a su casa, Jany, algo más cohibida y temerosa de la reacción le dijo está en su oficina, entró a descansar un poco en su sillón, creo que se durmió...

[Soñando cosas extrañas]

Te extraño demasiado, Yongie, es díficil seguir así, creo que perdí las ganas de vivir, han pasado ya casi 5 meses desde que te fuiste y no he podido continuar con mi vida, porqué, no has dado señales de vida, no te has puesto en contacto conmigo, dime porque, ya no puedo llorar más, mis lágrimas se han acabado, no puedo soñar más, mis sueños se han roto, ya ni siquiera se como sonreír, respiro, si sólo por reflejo, pero estoy tan cansada, que dudo que pueda continuar así... un ligero sonido se escucha cuando abren la puerta y aunque no he dormido casi nada, abro los ojos y me encuentro con tu mirada, oh por dios, Christian, perdón jefe, lo siento.

-oOo-


Aunque me incorporó rápidamente, más pronto de lo que imagino mi jefe me sostiene en sus brazos, es solo que, al escucharte tu voz casi se quiebra al hablar, y creo más bien estoy seguro que tienes un poco de fiebre, será mejor que te lleve a tu casa, para que descanses, protesto diciéndole que nos faltan pendientes para el cierre de mes, y que no debemos tomar a la ligera esto, sin dejarme continuar me dice, no pasará nada si pedimos unos días para entregar todo el papeleo, necesito que te mejores y continues con tu trabajo.

Mientras salimos de tu oficina, todos se nos quedan mirando, prueba más evidente de que te gusto no pudiste darles, les dices en un tono seco, la llevaré a su casa a descansar, comportense en lo que regreso, el elevador no tarda demasiado, y en un abrir y cerrar de ojos estamos en tu auto, no estás muy seguro de como iniciar la conversación, asi que sin preambulos lo sueltas, y me dices, ¿te ha llamado?, entre sorprendida, confusa y triste, contestó no he abierto mi correo desde hace meses y he evitado entrar a mi messenger, me contestas de una manera en que un padre lo haría con su hija, y crees que es justo después de lo que pasó, que lo evadas, y que te escondas, empiezo a llorar sin querer, pensando que no tenía más lágrimas, estás comenzaron a caer sin motivo aparente y al parecer no se iban a detener, todo indicaba que no había podido olvidarte como quería, sé que Genie, habla con él, no se con que frecuencia, ni lo que se dicen, pero es seguro que debe existir un lazo más allá de la amistad entre ellos, así debe ser, eso espero, lo digo con un tono más lastimoso, aunque trato de sonreír.

No sé si creer en tus palabras o no, pero lo mejor para ti en estos momentos, es que descanses, no te presentes en el trabajo, si no estás mejor, te parece bien, pedir una prorroga de una semana, y el fin de semana es posible que si ya te encuentras mejor, podams trabajar juntos en todos esos pendientes que dices tener, me sonríes mientras me ayudas a recostarme y con la palma de tu mano, me dices adiós, de verdad debo sentirme muy mal, pues casi de inmediato me he quedado dormida, y es allí donde suelo ser feliz y a la vez infeliz.

A lo lejos escuchó que dices algo como, ven a verla, se siente mal, será bueno que su amiga la acompañe.

Gracias Genie, no debiste molestarte en venir, de verdad me encuentro bien, sólo fue un pequeño resfriado, no te preocupes unnie, tu tranquila que te voy a cuidar, pero dime has sabido algo de oppa Hyun Joong, me ha escrito que lo está haciendo bien, y que no olvida que hemos prometido ir a verlo para el concierto, me siento tan feliz, unnie, sabes que hemos estado hablando muy seguido...

Oh punzadas dolorosas de los celos, se qué no debo ponerme así y mucho menos sentirme de esta manera, a final de cuentas yo quería que Yongie se percatará de la existencia de Genie, pero el saber que ellos dos han estado manteniendo contacto, no sólo me enfurece, también me entristece, acaso nuestra historia fue sólo eso, un sueño del que debo despertar al final.

Sé que ella no tiene la culpa en todo esto, pero no deja de dolerme el corazón cada vez, que cuenta algo sobre Yongie, que sus ensayos han sido muy pesados, que han pasado días en que no ha comido bien, que están más apresurados que nunca, que aún no termina la canción que está haciendo y que se encuentra algo bloqueado, pero que cada que hablan, el se muestra muy lindo y tierno, que incluso uno de los pocos días que pudo tomarse un descanso, estuvieron hablaron por un largo rato, hasta que los venció el sueño a ambos, decir que eso me hacia sufrir, no era suficiente, sentía que mi corazón como una bola de cristal, resbalaba y caía al suelo, haciendose añicos, aún así me alegraba que Yongie, estuviera feliz y que ellos dos hablaran.

En que momento me quede dormida, no lo recuerdo, solo escuchaba lo que decía Genie, acerca de Yongie y me mantuve tranquila y sonriente mientras hablaba de ellos y sus planes, decir que quise olvidar lo que había pasado meses atrás fue como decir que al día siguiente ya no tendría ese resfriado, pero no era así, de tal manera que mi mente echo a volar su imaginación... soñando de nuevo en que nos volveriamos a encontrar y lo que me dijo el dia antes de su partida

Mientras seguimos escuchando la música, comienza a llover es raro, ya que no estaba pronosticado llover, así que aunque sentimos frío lo único que hacemos parados frente al ventanal, es dibujar un corazón en el vidrio, y sin decir más vuelves a tomar mi mano, y me dices, por esta noche, mi único deseo es que no dejes de quererme... ¿lo prometes?

Peor aún recuerdo nuestra escena en el aeropuerto

Cuanto por tus pensamientos, es lo que pasa por tu mente, no sabes que decir ahora que te marchas, decirme que nos volveremos a ver, es como decir que el destino nos unirá a pesar de todos los obstáculos, pero tú no eres del tipo que piensa en cursilerías, estaría de más decirlas, así que sin darnos cuenta de que alguien nos observa, tomas mi mano y entrelazas nuestros dedos, sintiendo el nerviosismo de la primera vez que nuestras miradas se encontraron, me abrazas y susurras en mi oído....

Si quieres saber dónde está tu corazón... acercando mi mano a tu pecho, dices junto al mío, y prometo que antes de que escapes con alguien, regresaré a tu lado....

Sé que es tonto el enamorarte así de esta manera, pero vaya por dios, que no sabía bien lo que pasaría, minutos después, cuando Genie llegó a tiempo para despedirse de ti, no supe que decir, y lo que hice fue retirarme para que tuvieran un poco de privacidad, algo que debí suponer es que no iba a ser tan sencillo ni ella se iba a comportar tan bien como esperaba, así que cuando menos te plantó tremendo beso que hasta ese momento mi corazón se paralizo y me asuste, como se atrevió a besarte, como pudo diablos, lo que yo no pude hacer, ella simplemente sin motivo aparente, zas, creo que en ese momento lo supe, ¿ella te ama?, en que proporción no lo sé, pero de que estaba segura que en ese momento ella no era mi amiga, si no mi rival, se hizo más que evidente, ahora lo que tenía que pensar es que habías sentido tú cuando ella te besó, ya que aunque fue algo repentino, no pude ver tu reacción, debio gustarte, tuvo que ser así, de lo contrario tal vez la hubieras reprendido, que sé yo, porque me encontraba tan alterada, de todos modos, no era lo mismo pasar la noche con una amiga, a que la chica a la que le gustas lo expresé, decir que me encontraba completamente asustada por saber que tal vez te había perdido, no fue de completa ayuda, por ello me acerque para despedirme, y la sorprendida ahora fui yo, cuando dijiste tienen que venir al próximo concierto, aunque no nos miraste, en tu voz se escuchaba más como una súplica que como una petición, vendrán verdad, las necesito ver allí, ese "las necesito" lo tomé más como un Genie, tienes que estar a mi lado.

Nos despedimos de ti, y mi enojo se disipó, miré a Genie a los ojos, y vi por primera vez, lo triste que se encontraba, ya que el mismo chico del cual yo estaba enamorada, ella también, ahora venía lo díficil, yo aceptaría de tan buen ánimo, que ella fuese lo que yo no pude conseguir todos esos días al lado de Yongie, mucho me temía que ese beso, hubiera sido más significativo para Yongie que para Genie, ya que ella lo había hecho por amor, y era posible que ese mismo sentimiento, lo hubiera llenado a él, y ahora la viera de forma diferente, según se dice, para cada solución hay un problema, no es así, el problema ahora, era que yo los iba a unir.

Mientras saliamos del aeropuerto, sentí un poco de celos de Genie, lo había besado sin miramientos, y no había tenido la menor duda en expresarle lo que sentía, yo por una parte, por más que tuvimos momentos muy íntimos no hice nada por besarlo, el tampoco hizo el intento de besarme, sería acaso que no era lo bastante tentación para él, y por ello el se había mantenido muy caballeroso, esos y otros pensamientos peores fueron lo que hicieron que le dijera a Genie.

La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, porque contiene dentro de si la rendición.

[Un mes después]

Por fin me había librado de esos molestos resfriados, pero igual aun me sentía deprimida, ya no leía el correo por temor a recibir algún mensaje de Yongie diciendome cuanto lamentaba el no poder escribirme más, pero sin embargo se mantenía en contacto con Genie, opté como buena perdedora, darle muchos ánimos a Genie, para capturar el corazón de Yongie, no se si lo tomo o no, pero la veía verdaderamente feliz, cada que hablaba de él, podía sentir lo enamorada que estaba, y aunque al principio dudé en que ella fuera mi rival, lo acepté de buena gana, sabía que me sería algo díficil volver a ser la misma de antes, pero tuve una larga charla con mi corazón y le dije que debíamos superarlo a final de cuentas, si yo hubiera sido algo importante para él, hubiera buscado la manera de saber como me encontraba, y no había sido así, era evidente que el camino que trazamos juntos no fue más que el convivir con una amiga, sólo eso, debía cerrar el círculo y volver a empezar de nuevo.

-oOo-


Por fin estabamos llegando a finales de año, Genie, estaba tan feliz por que Yongie, le habia dicho que preparará todo para ir a Corea, incluso le había dicho que no se preocupará por el lugar en el que se quedaría, el estaría encantado de que se quedará en su departamento, por más que cerré los ojos para no hacer evidente que aun me dolía, le dije a Genie, que estaba segura que todo saldría bien, ella ni mencionó que la invitación había sido para ambas, no sólo para ella, pero no dijo nada, después de todo su unnie al parecer nuevamente había atrapado otro resfriado y como no, si parecía que era una niña de 17 años, con esos trajes tan delgados.

Oppa, que bueno que te encuentro conectado, pensé que no te encontraría como estuvo tu día, cuentame, Genie, estuvo bien, gracias por preocuparte, pero dime, en la mañana me decías algo de HaJoon, ella se encuentra enferma, dime, la verdad estoy angustiado, ya que no he tenido ninguna respuesta de ella, en todo estos meses, y no sé como está, podrías decirme si está bien, un silencio incómodo no se hizo esperar está vez era en verdad la preocupación de Yongie, así que de mala gana, le respondiste, he estado hoy con ella, la verdad tiene un fuerte resfriado, la verdad la pobre unnie esta bastante decaída, y alli diste la puñalada, cuando le dijiste, pero creo que se repondrá, te he dicho que su jefe la esta cuidando, antes de venir a casa, el llego para cuidarla, y de pronto, como sabiendo que algo malo habías hecho, pronuncie tu nombre, después de despertar algo sudorosa por mi pesadilla, y porque senti un gran vacío en ese momento como si mi corazón se hubiera roto.

[Esa misma noche en tu habitación]

De verdad, noona alguien te cuida, estás enferma, y aunque nos encontramos a miles de kilometros, no pudiste mencionarlo, porque te alejaste de mi, esa promesa que hicimos no significo nada para ti, yo no signifique nada para ti, tu eras la que decia que la vida era una canción de amor, que siempre debía entregarlo todo, sin importar si me rompían el corazón, que debía correr el riesgo, no creía nada de lo que decías por que pensaba que eran cursilerías, pero ahora me siento solo y triste, nadie puede llenar el vacío que dejaste al despedirnos, porque no tuve el valor de decirte lo que sentía, anhelo sentir de nuevo ese sentimiento de calidez y amor tan simple y sencillo, solo con recordar sus tontas palabras, me siento feliz, si debo decirlo, lo haré, está será mi confesión, ya no lo voy a ocultar más, debo decirte, saranghae.

Te encuentras enferma, se que hay alguien a tu lado, pero aún así, necesito escucharte, la valentía es una virtud y la tienes en estos momentos, tomas tu teléfono y le indicas a la operadora

De forma un tanto nerviosa una llamada de larga distancia, a donde pregunta la operadora, México, por favor, esos segundos son eternos hasta el momento en que escuchas una dulce y adormilada voz que dice Oppa Yongie, ¿eres tú?

-oOo-


Donde quedo tu valor, tan seguro de ti, lo perdiste, medio despierta tallo mis ojos y veo nuevamente ese número es internacional, el único podria ser...

Hyun Joong shi, eres tú, mi voz ya se escucha más agripada, así que contestas al fin, noona, estás bien?

{continuará...}

-oOo-


Adelanto del Capítulo Doce: "¡Al final solo quedan cicatrices!".

Después de todo lo ocurrido, sabes que si existen los finales felices, que la almas gemelas siempre se encuentran, pero sobre todos los males, las dudas, los temores, los celos, la inseguridad, prevalece la confianza y el amor, sobre todo el amor, lo que hace que al final sólo queden cicatrices, que con el balsamo de tus besos y la paciencia y espera de que aun te amaba, se curarían.

Claro que es posible, "Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única", como puedes tener pensamientos tan sinceros y lindos, y así entregar tu corazón, aún a sabiendas que te lo pueden romper, como puedes seguir luchando porque para alguien que no existes, te haces necesario como el aire, y ahora que estas dentro de mi piel, que te has vuelto como mi droga, no puedo dejar de pensar en ti, dices que el amor es simple, sencillo y puro, entonces tell me what you feel about me

Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 08/07/2010

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Sáb Jul 28, 2012 4:03 am

Capítulo 12 ¡Al final solo quedan cicatrices!

[3:00 AM del 27 de diciembre]

Donde quedo tu valor, tan seguro de ti, lo perdiste, por más de 20 minutos has estado pensando que una simple llamada no traerá ninguna consecuencia, de todos modos piensas, somos amigos, que no, unos viejos amigos, y el que me haya preocupado por ella, es normal, no, no puedo decirle eso, porque no es verdad, que diré, porque no puedo simplemente decirle que la extraño, como dirías tú, al toro por los cuernos, si no lo hago ahora, con que pretexto puedo llamarte, podría decir que no encuentro a Genie, pero y si eso te lastima, porque no me has escrito diciendo que paso esos días después de mi partida, en fin, es momento de la verdad, la cruel verdad.

La operadora te pregunta destino de su llamada, con un ligero tartamudeo dices México komawo, los segundos no podrían pasar más lentamente hasta convertirse en unos minutos, la operadora te indica que no contestan, con un poco de malestar y tristeza le pides que intente nuevamente en unos cinco minutos y te comunique si no es mucha molestia.

A lo lejos escuchó el sonido del télefono pero es poco factible que me pueda levantar casi no puedo abrir los ojos, mucho menos podría distinguir donde quedo el télefono, recuerdo que Genie estuvo conmigo, también mi jefe me trajo un poco de caldo de pollo para mejorar mi estado, y después de eso, tomé esa ricura de pastilla y me hundi en un sueño profundo, por eso mi duda, está sonando a estas horas el télefono, medio despierta tallo mis ojos y veo nuevamente ese número, en la pantalla de mi identificador de llamadas, veo, y no doy crédito, esa llamada es internacional, el único podría ser...

Hyun Joong shi, eres tú, mi voz ya se escucha más agripada, así que contestas al fin, noona, estás bien?

-oOo-

Por favor, noona, dime como te encuentras, estás bien, en tu voz se escucha algo más que preocupación, sin embargo, considero que estás así porque es seguro que Genie, exagero las cosas con mi resfriado, pero a tal grado, que te hizo llamarme a tan temprana hora de la madrugada.

Estoy bien oppa, no te preocupes con esa voz constipada te contestó, estaba durmiendo que hora es, casi las 4 de la mañana, oppa acaso tu no duermes, o es cierto, lo había olvidado, estás en Corea, que hora es allá, casi las 6 de la tarde no es así, comienzas a reirte como no lo habías hecho en mucho tiempo, es así noona, pero de verdad te encuentras bien, al parecer te encuentras bastante resfriada, y en ese momento escuchas a lo lejos una voz, ¿qué haces hablando a estas horas? cuelga ese télefono, aún no te encuentras bien, tu reacción no es para menos, ya que la voz que escuchas es de un hombre, así que muy a tu pesar, sientes que todo por tu tardanza has perdido a la chica que conmovio tu corazón la que dijo claro que es posible, "Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única", y te hizo reflexionar, como puedes tener pensamientos tan sinceros y lindos, y así entregar tu corazón, aún a sabiendas que te lo pueden romper, como puedes seguir luchando porque para alguien que no existes, te haces necesaria como el aire, y piensas y ahora que estás dentro de mi piel, que te has vuelto como mi droga, no puedo dejar de pensar en ti, dices que el amor es simple, sencillo y puro, entonces, entonces, porque siento que ya te perdí, tan sólo debería decirte tell me what you feel about me

Escuchó en silencio como tu voz se quiebra al decir, descansa noona, te llamaré mañana, y en ese mismo instante, antes de poder decirte algo, sólo escuchó el bip de la línea.

Con algo más que coraje tomó una de las almohadas y te la avientó, Oscar sabes con quien hablaba en estos momentos y se te ocurre entrar, te me quedas mirando con una expresión divertida y dices, claro de seguro fue tu oppa Yongie, no es así, por eso estás tan sonrojada, me descubriste tonto, no sé si reír o llorar, pero el hecho de que mi mejor amigo estuviera conmigo ese día, lo hizo más fácil, preparaste té, y mientras te sentabas en la orilla de la cama, me dices, es seguro que eso te mejoro el ánimo mirate, estás más despierta, así que el príncipe azul, te llamó, como en reproche y algo molesto me miras diciendo no te emociones mi muy querida amiga, la última vez que vi es fulgor en tu mirada, a las pocas semanas, estabas como un pájaro herido, recuerda, al final solo quedan cicatrices.

No pude de menos pensar que tan ciertas eran sus palabras, después de despedirnos en el aeropuerto, me sentí tan triste que pensé que no podría vivir sin él, el simple hecho de haber compartido algunos días en mi departamento, lo habían hecho tan real, como si hubieramos sido una pareja, pero eso en ningun momento pasó, la verdad, a regañadientes invité a Genie, a estar con nosotros, así que esa linda historia de amor, la olvidé casi por completo y trate de juntarlos lo más que pude, aunque debo decir que Genie, tenía muchos más recursos para conquistar a un chico que yo.

Genie, era la chica perfecta, para el chico perfecto, le gustaba tanto la música como a ti, incluso había tomado algunas clases de música para poder hablar contigo, el futbol tanto como a mi nos gustaba pero yo era más la típica aficionada que fan, su coreano mucho más fluido que el mio, su figura de hecho era una envidia para mí, decir que me sentía como el patito feo a su lado no era ninguna mentira

De hecho pensar en juntar a esos dos, no me dolía tanto por fuera, porque vaya que era una terca y mi corazón se estaba destrozando por dentro, al pensar que sería ella y no yo, la que ahora estuviera en tus pensamientos, siendo así debía soportarlo.

Tu llamada no sólo fue algo que me alegro, cualquiera diría que era la medicina que necesitaba, me desperté a las 9:00 de la mañana y me sentía completamente nueva, no sé que locos sueños debí tener, pero el hecho es que esta mañana sonreí como cuando has hecho una maldad, mis ojos brillaban y aunque eran los últimos días del año, me sentí de nuevo una chiquilla de 17 años, esperando al príncipe azul, ese que blandiendo su espada, llegaba a salvarte de la torre de la bruja, vaya que tontería, pero si así me sentía, incluso mi resfriado había mejorado, me di un buen baño, y puse algo de música, nuevamente se escuchaba como cantaba bajo la regadera, no sé si llevaba el ritmo pero me encontraba muy feliz, tanto así que había decidido ir a trabajar, dicho de esa manera, termine de vestirme y salí por un café y me dirigí a la oficina.

Mientras yo hacía todo esto, yongie, por su lado, estaba esperando el final del día, por más que se esforzaba en aparentar total calma, no podía, en su mente volvía a recordar ese breve momento en que escucho mis palabras diciendo: "Hyun Joong shi, eres tú", para después querer explotar por esas palabras, no cualquiera hubiera soportado que la chica que le guste este con otro hombre y el hecho de que lo que habías escuchado en ese tono de orden, "¿qué haces hablando a estas horas? cuelga ese télefono", no ayudaba mucho, aún así, pensabas que de todos modos, en algún momento tendrías la oportunidad de conocer a tu rival, y preferías por el momento pensar que no te dejarías robar a esa única chica que había hecho que el cielo y el infierno los vivieras día a día, aun cuando miraras el firmamente lleno de estrellas pensando que tal vez, ella lo estaría mirando como tú.

Sin darte cuenta, alguien te miraba extrañado nuevamente, desde que había pasado por ti para ir al ensayo Young Saeng, se dio cuenta que estabas raro, mucho más extraño y distraído que de costumbre, hyung, es hora de irnos, ¿qué te pasa? porque estás así, te has dado cuenta que en todo el tiempo del ensayo, te has estado equivocando haciendo que el manager se enojé, aunque por lo visto no te ha dicho nada, y aún cuando lo hubiera hecho, no sé si lo hubieras escuchado, hyung que te pasa, dime acaso no confias en tu hermano, porque de nuevo parece que tu fantasma ha aparecido, mirada fulminante por parte de yongie, es la que recibe Young Saeng, ya que ese simple hecho lo molesta y lo fastidia por un momento, no tanto por pensar en ella de nuevo, si no por el hecho de que la cicatriz que pensó que se había cerrado, y la herida que quedaba se había abierto nuevamente.

No podía ser de otra manera, te encontrabas nuevamente perdido y confundido como hacía ya 6 meses que habías regresado, sólo un día más y el año terminaría, en un mes y medio sería el concierto, y aunque te encontrabas bloqueado para terminar la canción, algo de repente llego a tu mente, que con una sonrisa maliciosa te hizo levantarte tan rápido que por un momento te hubieras resbalado con la toalla que pisabas y al parecer era tan inexistente como tu interlocutor que aún delante de ti, seguía esperando una respuesta, lo miraste directo a los ojos y le dijiste una mala idea, es lo que me ha llegado en estos momentos una mala idea.

Oh si mi querida noona, veremos quien sigue atrapado en el pasado, quien aun tiene cicatrices por ese tiempo juntos, no lo ves, pero al igual que yo aún lo sientes, no me dejaré vencer, esta vez, aunque pienses que somos extraños, y el amor no tenga nada que ver, estarás aquí y por fin, veremos quien gana la guerra.

{continuará...}

-oOo-


Adelanto del Capítulo Trece: "La luna representa a mi corazón".

Acabo de recordar, es cierto, siempre quisiste ir a ese lugar, te encontraré allí, puedo escuchar que me dices, no crees que la Luna está en todo su esplendor, con todas esas estrellas no crees que es muy romántico, aunque las únicas estrellas que yo veo, están en tus ojos, ¿donde estás? ¿porque teniendo tanto mi corazón está tan vacío? ¿no pudiste marcharte? ¿quiero estar donde el sueño se termine y se haga realidad? ¿cómo un ángel has tocado mi corazón?

Por dios, que seas tú, mi corazón no podría soportar que seas una ilusión, lentamente me acercó a tocar tu hombro, porque tiemblo, voltea por favor y dime que me amas, suplico en silencio, oh Genie, mientras te abrazo como si fuera lo último que haría, doy por fin un suspiro de alivio...


Última edición por Kang Ha Joon el Sáb Jul 28, 2012 4:39 am, editado 1 vez
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Sáb Jul 28, 2012 4:04 am

Wiii solo un capitulo más, y termino me siento muy contenta, gracias por leerlo
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Min So Eun el Lun Jul 30, 2012 4:19 am

o dios mio unni por que me haces esto a por que me lo dejas sin terminar aigoooo quiero la continuacion yaaaa
avatar
Min So Eun

Mensajes : 52
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 27/06/2010
Edad : 25
Localización : Talca ~ Chile

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/CamilaGarridoFuentes ~ http://www.fotolo

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Miér Ago 01, 2012 3:48 am

Capítulo 13 La luna representa a mi corazón

[Pocos minutos después del concierto]

Por dios, que seas tú, mi corazón no podría soportar que seas una ilusión, lentamente me acercó a tocar tu hombro, porque tiemblo, voltea por favor y dime que me amas, súplico en silencio, Genie, mientras te abrazo como si fuera lo último que haría, doy por fin un suspiro de alivio...

-oOo-

De plano estoy completamente loca Genie, como fue que me convenciste de venir.

Unnie de verdad no quieres ver a oppa, recuerda que nos hizo prometer que vendríamos a verlo al primer concierto del año, antes de que se fuera de gira, no olvides que prometimos venir, el estaría muy triste de no vernos, ajá (más bien tú estabas deseosa de verlo), yo por mi parte, me encontraba con tantos sentimientos encontrados, quería verlo, pero tenía miedo, quiera escuchar su voz, y temía lo que dijera, estaba temblorosa como la primera vez que lo ví, y triste por la despedida, tantas cosas a la vez, me matarían o al menos, no sabría que hacer en ese momento, de por sí, la sola idea de que tú y él, fueran ya una pareja me mataba.

Escuintla está, conque chantajeándome con esa carita tan linda y diciéndome eso, jaja está bien, por esta vez, dejaré que seas tú la que haga todo y aceptaré de buena manera el que estemos aquí para ver a Hyun Joong shi, aunque presiento que nuestra presencia le causará algunos inconvenientes, muy interiormente es lo que pienso, sobre todo si Genie es su novia y ella no se aguanta las ganas de gritalo a medio mundo.

Saliendo del aeropuerto, he pensando en llamarte, pero la verdad no se qué decir, así que casi a eso de las 15:00 hora local de Seúl, ha sonado mi celular, me ha tomado casi un suspiro en responder tu pregunta, estamos bien, hemos llegado al hotel donde nos hospedaremos, no debes preocuparte Oscar, todo está bien, aunque me contestas que es bueno que diga eso, carraspeas un poco en el télefono y a continuación lo sueltas, si necesitas a un amigo, llama e iré inmediatamente, no dudes en llamarme por favor, ese gesto de preocupación me hace de repente sentirme culpable, pues sé que no todo está bien, después de 7 meses, volvería a ver a Yongie, y no sabía que haría primero, abrazarlo, decirle cuanto lo eche de menos, o simplemente comportarme como la cúpido que iba para juntarlo a Genie, bueno de todos modos, ella me lo había dicho claramente, oppa y yo hemos mantenido mucha comunicación desde que se fue, sé que ha hecho todo este tiempo, creo que el me va a confesar su amor, unnie, no crees que es lindo y tierno, tal vez no iba a ser necesario hacerla de cúpido pero aún así, no podía olvidarme de todo así de un golpe, seguía insistiendo mi maldito corazón en que sólo lo amaría a él y a nadie más, aún tenía la tonta idea de que al estar juntos de nuevo, no sé que me pasaba, nuevamente soñando despierta, y peor aún enamorada de él, mejor dicho irremediablemente enamorada de él.

El amor es tan díficil y a la vez, tan complicado, porque te enamoras de alguien, como esa persona se convierte en todo para ti, es el cielo, las estrellas, la luz del día, el canto de las aves, siendo una romántica, creo que lo mío es exageración, ya que desde que compartí esos días con Yongie, ninguno de los chicos que conocí pudo llenar ese vacío, algunos de los que se asemejaban a él, eran menos que unos niños inmaduros y eso no me atraía de ninguna manera, por ello evitaba el salir con alguien más de una vez, y luego esos meses en que estuve tan deprimida y enferma, no ayudaron en nada, en realidad, tenían tanta razón mis chicos, como pude perder ese buen ánimo, debió ser simplemente que estaba enamorada, y perdí las ganas de seguir viviendo, dudaba que Yongie, hubiera pasado lo mismo, con su temperamento, lo más factible es que se refugiará en el trabajo, y luego a todo esto, unido a que Genie, se mantenía en contacto con él, evidentemente debió enamorarse de ella, a tal grado que Genie, hizo todo esto para verlo, sea pues, lo que tenga que venir, será, no importa, pues se que lo superé, al menos eso pensaba yo.

¿Qué sucedió aquí Genie? porque todo está revuelto, acaso buscabas algo, mira toda la ropa está sobre la cama, pues que es eso tan importante que no podías esperar a que desempacará nuestro equipaje.

Esto unnie, era lo que buscaba, intrigada con esa caja que sostenía entre sus manos, opté por no preguntar lo más seguro es que era algo para Yongie, pensando de esa manera, recordé que ya no podría decirle así, tampoco Oppa, debía ahora ser solamente una buena chingu, y comportarme, pues pronto sería el novio de Genie, y no estaría bien que fuese tan íntima con él.

Sin pensarlo demasiado, tomé mi monedero y le dije a Genie desde la puerta, regresó en un rato, iré a dar una vuelta, como buena soñadora y poeta que me sentía, me dije a mí misma, mientras comenzaba mi recorrido, debo estar alerta pues es seguro que me perderé entre tantas calles, debía haber traído migajas de pan, para no perderme, y solté tremenda carcajada que hizo voltear a un pequeño grupo de chicos que se encontraban en la esquina, algo avergonzada sólo hice una pequeña reverencia y dí vuelta en la esquina, las chicas extranjeras siempre les causan curiosidad a los coreanos, y más si están solas, pues como es su cultura tratan de ser hospitalarios, así fue como de repente me vi rodeada de guardaespaldas, sobre todo por no conocer la zona, ni las costumbres, y hablar muy poco el coreano, más que lo básico, tuve algunas dificultades para encontrar un lugar donde comer algo, ya que después de varias horas de vuelo, mi estómago reclamaba algo más que los entremeses que nos habían dado en el avión.

Dispuestos ayudarme se acercó uno de ellos, y hablándome tan gentilmente, no pude de menos que ruborizarme por tal hecho en mi mal coreano conteste, anniongaseyo, y sorprendido el chico me pregunto que buscaba así que entre señas y palabras le di a entender que tenía hambre, a todo esto los otros chicos se habían acercado, haciendo la respectiva reverencia, de tal manera que correspondí en reflejo, y cuando menos me di cuenta, estabamos en un restaurante de fideos, por fin, el olor a comida me hizo soltar tremendo suspiro de alivio que fue evidente mi hambre, nos sentamos todos en la misma mesa, para comer, aunque no entendía completamente lo que ellos decían, estaban tan intrigados por mí, como yo por ellos.

Sin pretenderlo, olvidé que no estaba sola y que Genie, se había quedado en el hotel, pero muy ingenuamente pensaba que era así, y no, no había perdido el tiempo para llamarle a Yongie, y decirle que habíamos llegado y donde nos hospedabamos, dando como resultado un oppa nervioso y ansioso.

[En la sala de ensayos]

Hyung tu celular está sonando, no lo vas a contestar, te preguntó Young Saeng, últimamente estabas a la espera de una llamada muy importante, así que lanzaste la toalla lo más lejos que pudiste y corriste a tomar tu celular, intrigado no viste que fuera la llamada que esperabas y de mala gana contestaste, ilboseio.

Al otro lado de la línea se escuchó un gran suspiro seguido de un ¿Oppa, adivina donde estoy?, la expresión de tu cara cambio completamente del tedio y cansancio a una amplia sonrisa que podía deslumbrar y quitarle el lugar alguna estrella del firmamento.

-oOo-

Debo admitir que ese pequeño grupo de chicos me hizo la tarde, mientras comíamos ellos me enseñaban algunas palabras que no debía olvidar para poder andar en la calle, el saludo, preguntar la hora, un lugar a donde comer, decir mi nombre y no olvidar las buenas costumbres, todo esto lo hacían de tal manera, que era evidente que me habían adoptado como su mascota, eso que tanto vi en los doramas solían hacerlo, como despeinar mi cabello, claro que no iba peinada que digamos por eso mismo, ellos agarraban mi cabeza y movían mi pelo, ahora entendía porque decían que las chicas no permitían que les revolvieran el cabello, pero para mí era algo divertido y tierno, sus gestos y comportamientos.

Debimos ser tal vez el centro de atención de todos los comensales que se encontraban allí, ya que al poco rato nos pidieron que nos comportaramos o al menos eso entendí ya que el ajushi de allí, los reprendió, mientras seguíamos con mis clases rápidas, nunca me percaté de la persona que entró a comprar algo para comer, si yo hubiera apostado con Oscar, que el primer encuentro con Yongie, sería tal vez antes del concierto, el destino me tenía preparadas algunas sorpresas, aunque yo pensaba que nada tenía que ver con las personas, hubiera perdido, en realidad yo no lo noté, por estar entretenida tratando de entender lo que los chicos decían, y por disfrutar de mi helado que pidieron por mí, al ver que a la chica de al lado su novio, le había pedido uno para ella, el tampoco me prestó mucha atención que digamos, no era precisamente el momento para ver a las chicas, sus pensamientos estaban en alguien que no hacía más de 15 minutos le había dado la mejor de las sorpresas, de esa manera sus pensamientos se desviaron a lo que hacía 7 meses le había pasado, pero más precisamente recordaba lo que hacía apenas dos meses había decidido.

[Flashback]

Oh si mi querida noona, veremos quien sigue atrapado en el pasado, quien aún tiene cicatrices por ese tiempo juntos, no lo ves, pero al igual que yo aún lo sientes, no me dejaré vencer, está vez, aunque pienses que somos extraños, y el amor no tenga nada que ver, estarás aquí y por fin, veremos quien gana la guerra.

-oOo-

Como en toda buena novela, no puedes estar cerca de la persona que amas, sin que haya alguien interponiéndose, y sobre todo causando tantos disgustos y malos entendidos, que en algún punto dices, basta me quedaré sólo con las fotos y los recuerdos, aunque eso implique que sólo el recuerdo me haga feliz, y alguien esté a mi lado, y sonría como si realmente fuera feliz, es porque mi corazón pudo ocultarse completamente pues no volverá a sentir, teniendo ese tipo de pensamientos, opté por estar atenta a mis nuevos amigos, y no me percaté de su presencia.

Debías estar demasiado feliz con la noticia recibida ya que los chicos pidieron al unísono comida, y dijiste yo la iré a traer, algo que su hyung no haría muy regularmente, no cuando se veía algo cansado y sin ganas de moverse tanto como ellos, Young Saeng fue el único que notó tu evidente cambio de ánimo, pero prefirió no hacer comentario alguno, en esos momentos no podía pensar claramente que es lo que traías entre manos.

Tanta fue tu prisa por regresar, terminar las últimas dos horas de ensayo y poder ir a ese hotel, que no pensaste mucho en el lugar donde comprarías la comida, así que subiste al carro, y mientras mirabas algunos lugares, era como si en realidad no los vieras, después de 15 minutos casi, viste ese restaurante de fideos, y estando de tan buen humor aparcaste tu carro aún lado y entraste, no sin antes tomar tus lentes y subir la capucha de tu sudadera, en realidad te avergonzaste al notar que saliste sin haberte cambiado, no te diste cuenta que alguien te había reconocido y se acercaba a ti, para pedirte un autografo, era raro encontrarte, simplemente así, sobretodo en un lugar de esos, algo que no podrías negar era eso, pues ante todo, esa sencillez que te caracterizaba, era lo que realmente me gustaba, y aún con esa tensión por saber que estabamos ya en el mismo lugar, te hizo dar un largo suspiro, sonreír a la chica y tomarte una foto, cual no sería tu sorpresa al escuchar lo que decían esos chicos, ya que te encontrabas algo cerca de nuestra mesa, unnie ¿vienes de México?, no es así, con una amplia sonrisa conteste ne, o es un viaje turístico o vienes a trabajar, el latir de tu corazón y tu respiración se detuvieron por un instante que te pareció como un siglo, discretamente le dijiste a la chica una foto más, y rodeaste sus hombros para poder voltear aunque fuera un segundo, y sí, el impacto debió haberte mareado ya que todo el lugar por un instante dio vueltas y el aire te hacía falta, pero de pronto me reconociste, esa risa era la mía, esa dulce voz que tenías grabada en la mente, era realmente yo, allí tan cerca de tí, que no sabías que hacer, haciendo una reverencia, saliste del lugar, cualquiera que te viera diría que habías visto a un fantasma, estabas pálido y tu respiración agitada, por un momento pensaste que estabas soñando nuevamente pero no, te acercaste nuevamente al lugar y tus ojos inmediatamente se dirigieron al lugar donde me encontraba, sonriendo como sí nada, decir que eso fue una casualidad, no era el tipo de pensamientos que tenías, y para la cual no estabas nada preparado.

Por un momento te olvidaste del mundo y de tus absurdos sentimientos, volviste a sonreír por tenerme tan cerca, y dijiste por lo bajo, te encontré, con una sonrisa como cuando un niño recibe un caramelo, tus pensamientos fueron más optimistas y sonriendo tontamente, subiste a tu carro, estabas de nuevo teniendo esa mala idea que pasaba por tu mente, se hizo realidad, y mientras tarareabas algo que solo tu conocías, pensaste que por fin esa canción la habías terminado, aunque tu bloqueo fue también por tristeza, pensabas que no tenía mucho caso ya terminar la canción, después de haber escuchado a Oscar que me decía que colgará esa llamada, te sentiste frustado, derrotado, triste, pero sobre todo indefenso, como habías llegado a sentirte indefenso, tan sólo por el recuerdo de una chica, que todo indicaba te había dejado en el olvido, y no sabiendo como decirte que sus sentimientos habían cambiado, pensabas que todo era un caso perdido, lo que tú ignorabas es que Oscar era mi mejor amigo, confidente y cómplice de ya hacía bastantes años, por el cual el único sentimiento que tenía era de un hermano, de la misma forma el consideraba que a su pequeña hermana no le podían romper el corazón, así que siendo esa historia la que tú desconocías, así como yo desconocía lo que pasaba contigo y Genie, habíamos malinterpretado todo, para sólo hacernos daño, pero al parecer, eso había quedado en el completo olvido por tu parte, ya que al verme de nuevo, todo sucedió los sentimientos escondidos, las ilusiones, pero sobre todo el amor que inició de la nada, volvió a tí, dándote de nuevo los ánimos suficientes para hacer tu confesión.

Ignorante de todo esto, continúe comiendo mi helado, antes de terminarlo miré el reloj y con un aigoo, les di a entender que era demasiado tarde, pero vaya que era tarde, sin saber, que alguien estaba mirando desde el café de enfrente, salí del local con los chicos, les escribí el lugar donde me estaba hospendando con Genie, y a grandes rasgos les comenté que estaba tanto por turismo como por el concierto de SS501, ellos también irían algunos acompañando a sus novias o con alguna amiga, uno de ellos, me tomó de mis hombros y acercándose demasiado a mi rostro, cosa que hizo sonrojarme y a Yongie asustarlo a muerte, que de no haber sido por que sonó su celular, hubiera corrido a mi lado, me dijo en un correcto español, noona no te preocupes, nos encargaremos de que disfrutes tu estancia en nuestro país, y yo te acompañaré a tu hotel, me caí de la sorpresa, es un decir, ya que no pude decir nada, me quedé muda, el entendió todo lo que dije mientras comíamos y vaya que dije algunas estupideces por decirlo de una manera muy sútil.

[El celular de Yongie sonando]

Hyung donde te encuentras, llevas casi una hora fuera, has olvidado que tenemos hambre y aún no terminamos el ensayo, oh sí, es cierto, es que se ponchó una llanta del carro, y tardé un poco en encontrar ayuda para cambiarla, pensaste que tu mentira sería algo creíble, pero Young Saeng no era tonto y sabía que eso no te iba a detener, hubieras dejado el carro y regresado en un taxi, había algo más acerca de ese incidente y estaba seguro que le contarías al terminó del ensayo rumbo a tu departamento que por el momento casi los cinco compartían por estar más cerca de la sala de ensayos.

-oOo-

Sin importar qué, estabas allí enfrente viendo como tomaban por sorpresa a tu amiga, si a tu amiga, la verdad sentiste algo de celos, por alguien que se había acercado demasiado a ti, tu estabas resignado a perderla, y pensaste por un segundo, donde diablos se encontraría aquél que según tú, era mi "novio", después recordaste lo que te dijo Genie, Oppa fue díficil conseguir que unnie viniera aparte de decir que tenía demasiado trabajo, me dijo que lo mejor era que yo viniera con alguien más a verte, pues tu estarías más cómodo si solo estuvieramos los dos.

Seguramente por eso vinieron solas, pero aún así una chica como tu noona no podía permitir que se le acercarán tanto, no ella no era como todas las demás chicas que se dejaban deslumbrar, o al menos eso creías, además porque estaba tan cerca de ti, que es lo que te estaba diciendo, tu corazón sintió alivió al ver que me hice más hacia atrás, y por un momento te permitiste respirar tranquilamente, de verdad estaba algo apenada porque ni por un momento pensé que me hubieran entendido, este chico llamado Choi Soo Woo me dijo con una gran sonrisa, no pude evitar no decir nada noona, es sólo que pensamos todos que sería algo divertido ver como te comportabas con unos desconocidos, pero has pasado la prueba fue muy divertido estar contigo el día de hoy, y como ya se te ha hecho tarde para ver a Genie, no crees que deberíamos irnos, oh sí claro, olvidé por que salí tan apresurada, ja ja vaya vaya, ahora debo decir aigoo, sólo me sonreíste enigmáticamente y me jalaste de la muñeca, eso me hizo recordar boys before flowers, estaba pensando casi en voz alta, cuando me dijo Soo Woo shi, si es como los doramas, a callar.

Aunque el verme con otro fue casi insoportable, tuviste que subir al carro e ir al ensayo, por tu mente paso debo seguirlos pero recordaste que los chicos estarán más que enfadados por tu retardo, y dando un gran suspiro, te marchaste no sin antes volver a voltear para ver a donde nos dirigiamos, dimos vuelta dos calles más adelante y supiste a donde nos dirígiamos, así que de mala gana, te fuiste.

Decir que los chicos casi te golpeaban fue poco, estaban más que molestos tanto por el hambre como por que tendrían que quedarse más tiempo en el ensayo, y ellos de verdad se sentían ya muy cansados, ya que estaban a días del concierto y aunque tu te encontrabas demasiado ansioso, les pediste una tregua, diciendo que te encargarías del manager, que comieran y se irían a descansar, aunque no estabas tan seguro de que pudieran irse, rogaste porque cuando hablarás con el manager, no tuvieras problemas, no más de cinco minutos estuvieron hablando y saliste con una cara de alegría, podían recoger sus cosas y marcharse a descansar, aunque al día siguiente debían madrugar para continuar con los últimos ensayos, eso te iba a permitir terminar la canción, esa que tanto estuviste tarareando en tu mente.

Olvidaste por completo que los chicos se irían contigo, fue decir que de verdad estabas distraído, ya que al bajar para irte a duchar e ir a nuestro hotel, te percataste de ello, diciendo los chicos Hyung has tardado demasiado, y estamos tan cansados, podemos pasar a comprar algo para cenar e ir a dormir, eso casi arruinó tus planes, pero para salvarte tenías a tu cúpido y aliado Young Saeng, Hyung yo conduciré así podrás tomarte una pequeña siesta, e ir a ver a tu viejo amigo de la escuela, del que me platicaste, una gran sonrisa se esbozo en tu rostro, al ver que Young Saeng era el único que había entendido casi todo desde que recibiste esa llamada, dándole una palmada en la espalda le dijiste komawo.

Al subir al auto, te acomodaste en el asiento de atrás e inmediatamente con un ligero bostezo te llevo a brazos de Morfeo, y empezaste a recordar la tortura de la semana pasada, ya que no habías tenido noticias de Genie, le habías hecho prometer que llegaríamos juntas al concierto, incluso tenías preparados los lugares, algo que a tu manager le había sorprendido, sabía que tenías fans que eran especiales para tí, pero no al grado de pedir asientos especiales para dos chicas que ni siquiera conocía él, y al parecer nadie del grupo, aunque sospechaba que Young Saeng sabía algo al respecto, pues al escuchar que habías insistido tanto en esos asientos, sólo puso una cara de entre preocupado, desconcertado y feliz.

Esa pequeña siesta debió aligerar todo tu cuerpo, que poco después de llegar a tu apartamento, seguías profundamente dormido, así que armándose de todo su valor, Young Saeng, te vacío en la cara un vaso con agua fría, a lo cual despertaste inmediatamente, y el riendo dijo debío ser un buen sueño, ya que tenías una sonrisa en tu rostro, incluso pareces enamorado, hyung, si no hubiera sido porque recordaste que debías salir le hubieras dado una paliza, pero en esos momentos lo que más querías era estar en otro lugar, uno donde sabías que se encontraba la mitad de tu corazón.

Entraste rápido al departamento, y a tu cuarto, revolviendo toda tu ropa algo que notará que estabas tranquilo y relajado, cuando de repente encontraste esa sudadera que te compré el día que nos conocimos y miles de recuerdos inundaron tu mente, sentado en la orilla de tu cama, reviviste esos últimos momentos en el aeropuerto, lanzando la sudadera lo más lejos que pudiste tomaste tu ropa y te metiste a la ducha, nada podía detenerte en esos momentos, necesitabas verla y salir de dudas, no podías continuar con esto, así que estando frente a frente ella te diría la verdad, aunque eso te costará romper tu corazón.

No pudiste escoger mejor día decías, ya nos volveremos a ver, eso habías prometido, esa promesa que te hice, quiero retirarla, después de salir de la ducha te encontrabas de mejor humor, habías olvidado ese tonto plan de venganza, incluso pensaste estando aquí, es posible que te olvidé, sólo recordar que esta vez no tomaré tu mano, me hace sentirme feliz, claro, eso decías por fuera, pero por dentro decías, podré besarte, te llevaré en mi espalda, eres mi musa tienes que saberlo, no desistiré y confesaré mi amor, aunque me digas que me has olvidado... mientras subías al carro, volviste a recordar esos momentos en el aeropuerto:

[Flashback]

Cuanto por tus pensamientos, que pasa por tu mente, no sabes que decir ahora que te marchas, decirme que nos volveremos a ver, es como decir que el destino nos unirá a pesar de todos los obstáculos, pero tú no eres del tipo que piensa en cursilerías, estaría de más decirlas, así que sin darnos cuenta de que alguien nos observa, tomas mi mano y entrelazas nuestros dedos, sintiendo el nerviosismo de la primera vez que nuestras miradas se encontraron, me abrazas y susurras en mi oído....

Si quieres saber dónde está tu corazón... acercando mi mano a tu pecho, dices junto al mío, y prometo que antes de que escapes con alguien, regresaré a tu lado....

-oOo-

Tenías tantas dudas, que aunque estabas del todo consciente de que yo pudiera haberte olvidado, también eras un poco optimista, pues creías que con verte de nuevo, todo quedaría en el olvido, y me lanzaría a tus brazos, bueno pensabas que eso de lanzarme a tus brazos es algo que querías, estabas seguro que si tenía a alguien ya en mi corazón, te lo diría sin dudarlo, pero sobre todo directo a los ojos, te diría que no te amaba, algo que aunque era muy posible también te hacía sentirte indefenso, ya que eso sólo era una debilidad, te habías convertido en un osito de peluche por una chica que después de estar contigo, te había echado al olvido, no había hecho nada por buscarte y tampoco parecía en estos momentos alguien que le importaras, así que aunque te encontrabas luchando con tus sentimientos, pensabas es mejor saberlo ahora y no después porque será más díficil.

Llegué casi corriendo y algo apenada, me había tomado mucho tiempo en esa vuelta, así que para compensar a Genie, había llevado algo para cenar juntas, y darle la noticia de que podríamos recorrer al día siguiente parte de Seúl, gracias a los chicos que había conocido cuando salí, más asombrada quedaría al saber que Soo Woo shi, hablaba español y que no tendríamos tanto problema para comunicarnos, pero sobre todo para no perdernos en ese lugar, toque la puerta, ya que salí sin la llave electrónica, y en unos instantes abriste la puerta con algo de preocupación en tu rostro, me abrazaste y me dijiste unnie, estaba muy preocupada no sabía donde te encontrabas y ya me había asustado, tuve que llamarle a oppa, y decirle que no llegabas, eso si me asusto, el volver a verlo así tan de repente no lo tenía contemplado, además por más que fingiera me estaba emocionando de verlo y mi corazón estaba a mil por hora, pero también estaba segura que me iba a romper el corazón en mil pedazos, cuando estuviera con ella, y le confesará su amor, así que haciendo como que no me importaba, te dije no debiste preocupar a Oppa, sólo me entretuve en el camino, entramos a la habitación y le comencé a contar lo que había pasado, como me había perdido en el camino y estos chicos me habían llevado a comer y lo bien que lo habíamos pasado, de las palabras que aprendí, estaba a punto de mencionarle a Soo Woo shi, cuando se escuchó un toc toc toc en la puerta, un sobresalto me sorprendió y derramé la bebida que tenía entre las manos, un suspiró salió de mi pecho y aunque pensé que lo mejor era enfrentarlo, mis piernas temblaban, escuché un oh ahogado cuando Genie me dijo unnie te buscan, allí en la puerta vestido sumamente elegante se encontraba Soo Woo shi, la verdad lucía tan bien que Genie se quedó paralizada, entonces como si fueramos viejos amigos, se acercó a mí, y me dijo unnie es hora de ir a cenar, están listas, por un momento pensé este chico se parece a Kim Bum, sólo falta que nos arrastre a no sé donde, me dio algo de risa, pero no pude contenerme, así que levanté los brazos en señal de derrota y le dije espera deja que nos pongamos un suéter, la más sorprendida fue Genie, tanto por el comportamiento de Soo Woo shi, como por el mío.

Llevabas al menos unos 10 minutos dando vueltas por las calles cerca del hotel, Genie, te preocupó al decirte que no había llegado aún y que no sabías que hacer, te enfadaste pensando debí seguirla y asegurarme de que llegará bien, en que diablos estaba pensando, te encontrabas molesto y angustiado, y fue cuando te diste cuenta, de verdad estabas actuando como un tonto, dando vueltas y recorriendo lugares sin sentido, estabas a punto de ir a la policía y fue cuando recordaste su celular, a su celular debías marcarle, tomaste tu celular y le marcaste a Genie a la habitación, pero nadie contestó, así que te dirigiste al hotel para saber si ya había llegado.

Y mientras nos dirigíamos a la puerta, sonó el celular de Genie, a lo lejos escuché que decía Oppa saldremos a cenar con un amigo de unnie, nos acompañas, un simple oh de tristeza por parte de Genie, fue lo último que escuché así que pensé te ha dicho que no quiere salir con nosotras, claro, el prefiere ir contigo, a con las dos, malditos prejuicios, no debes tomarlos así, pero vaya que cuando alguien te gusta o te interesa lo que menos eres es juiciosa o lógica, en fin, tomé un pequeño suéter rosa que tengo, mi bufanda y salí de la habitación, luciendo tan sencilla que incluso aunque no te miré a los ojos, pensaste es un ángel, y realmente quiero conocerla, aunque Yongie te dijo que estaba ocupado, y te decepcionaste, fue mentira, abajo enfrente del hotel, estaba en su carro, sintiéndose el más tonto de los hombres, pensando como había sido posible que en menos de unas horas, ya tuviera un amigo y nos llevará a cenar, malditos celos, oh sí celos, es lo que estabas sintiendo, pero pensaste que eso era porque son tus amigas y no era justo que alguien más tuviera que llevarlas a cenar, pudieron esperar a que tú llamarás y las llevaras pero no, salían con alguien, más bien tu noona salía con alguien que no eras tú, de repente viste que estabámos en la entrada del hotel, si las miradas fueran puñales, capaz que el pobre de Soo Woo shi, hubiera muerto, el simple hecho de que estuviera a mi lado, y mirándome de esa manera tan tan diablos, como habías sido tan arrogante para haberme dejado y no haber insistido hasta encontrarme pensabas, fue mi maldito error, fue una locura, pensar que por querer verme, tenerme de nuevo, habías recurrido a mi amiga para convencerme de venir, pensabas que era una tragedia este amor, y maldiciendo dijiste esta vez eres tú la que va a sufrir.

Así que estando en ese estado, nos seguiste de lejos, viste que comenzamos a caminar así que pensaste que íriamos algún lugar cercano y fue así, te bajaste del carro e ibas detrás de nosotros no te acercaste mucho para evitar que te vierámos, pero ibas detrás tratando de escuchar lo que decíamos, yo era la que más hablaba diciéndole lo que quería hacer, a donde quería, las ganas por estar en la torre de Seúl, era mi mayor deseo, pero el hecho de vivir una escena tipo dorama era lo que más querías no es así noona, ambos nos sorprendimos ya que aunque mi deseo era estar tu lado y que me llevarás sobre tu espalda, sabía que ese sueño, se había ido, y que no debía tener más sentimientos por ti, debía olvidarte, aunque por más que lo negará, sabía que sería imposible, aunque supiera que ambos fueran felices, pero vaya que si hubiera tenido una oportunidad, lo habría cambiado, pero ahora ya sabía que no eras para mí, y yo te querría por siempre, aunque no haya nada que me haga olvidarme de tí, todos estos pensamientos rondaban mi cabeza.

No debía llorar, ni siquiera pensar en estar triste, a final de cuentas esos días juntos, fueron importantes y significativos, si no habían quedado grabados en tu corazón, en el mío al menos sí, y por ello debía dejarte ir, aunque con eso muriera, aunque las palabras que más añorará nunca las escuchará de ti, sabía que así debía ser, me había tocado perder, pero lo que en realidad me preocupaba, era podría sobrevivir, mi corazón seguiría latiendo después de perderte, podría ser sólo tu amiga, sin querer nada más, sólo fueron unos minutos en los que pensé todo eso, y de no haber sido por que Soo Woo shi llamó mi atención tal vez me hubiera soltado a llorar, así que poniendo una cara sonriente dije mianhe, y en un tonto impulsó me aferré a su brazo, cosa que para ti no paso desapercibida, algo en tu interior se rompió y te marchaste, debiste quedarte para ver lo que sucedía pero verme haciendo eso con alguien a quien no conocía, sólo te desanimo, buscaste en tu bolsillo las llaves y caminando lentamente regresaste al hotel, tu auto seguía allí, y esa luna, esa maldita luna, en todo su esplendor parecía burlarse de ti, subiste al auto, y mientras metías la llave en el contacto, golpeando el volante, maldijiste tu suerte, pensando que si hubieras dicho o hecho algo, las cosas hubieran sido de otra manera, pero sabías que cuando dejabas ir algo, ya no se podía recuperar, recordabas mis palabras, conserva los buenos recuerdos, los malos olvidalos y cierra el círculo.

Llegaste a tu departamento más triste de lo acostumbrado, fuiste a la cocina por un vaso con un poco de agua e instintivamente le pusiste más hielo aparte de lo fría que se encontraba, acaso querías enfermarte, no estabas en tus cinco sentidos ya que te dirijiste a tu ventana, tomaste tu guitarra y comenzaste a tocarla, se escuchaba una melodía muy triste por las notas, si algo se había roto dentro de tí, y recordaste:

[Flashback]

Mientras seguimos escuchando la música, comienza a llover es raro, así que aunque sentimos frío lo único que hacemos parados frente al ventanal, es dibujar un corazón en el vidrio, y sin decir más vuelves a tomar mi mano, y me dices, por esta noche, mi único deseo es que no dejes de quererme... ¿lo prometes?

-oOo-

Piensas que es momento de ir a dormir, te sientes muy cansado de repente, pero aunque te tiras sobre el colchón, miras hacia arriba, y pones tus manos detrás de tu cabeza, algunos de los sonetos y frases de Shakespeare me gustan, así que buscaste uno de esos pequeños libros y lo tienes cerca para a veces sentir que leemos lo mismo, mientras lo hojeas, encuentras "Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado", piensas que hasta el momento no has hecho realmente ninguna locura, pero como podrías sin saber bien lo que sucede contigo, que sientes por esa chica te preguntas una y otra vez, realmente la amas, porque solo piensas que te gusta, es tu amiga, eso dices muy seguro, pero ahora que la has visto, tus ojos no dejan de verla donde sea que mires, piensas que es un ángel, que su sonrisa, su voz, incluso su caminar todo es poesía en movimiento, de donde salieron esos pensamientos no lo sabes, mientras sigues escuchando esa dulce melodía en tu mente, te sientes incompleto y piensas internamente que es cierto, ella es el diablo con piel de ángel, y hasta que no la beses, no sabrás cuán profundamente quieres que ella, sea solamente para ti, eres egoísta por pensar de esa manera, sabiendo que por tu absurdo comportamiento alguien va a salir lastimada, y piensas es mejor detener esto ahora, antes de que sea muy tarde.

Soo Woo shi, no me molestes por favor, mientras hago un mohín de enfado, Genie dice al parecer ustedes se llevan muy bien y es cierto que se han conocido el día de hoy, sunbae, el no puede reprimir su risa y voltea a verla, así es Srita. Genie, nos hemos conocido hoy, y debo decirle que su amiga es realmente encantadora, así que espero que usted me permita llevarla mañana a pasear y me permita presentarle algunos amigos, para no hacer que esta chica salga corriendo y asustada, casi estoy a punto de darle un codazo a Soo Woo shi, pero me detengo no somos tan cercanos para hacerlo, después de todo apenas tenemos unas pocas de horas de conocernos, al llegar al hotel, te despides muy galantemente y tomándome de nuevo de los hombros y siendo más alto que yo, dices mañana pasaré por ustedes a las 9:00 para recorrer estas calles.

Si no fuera porque Genie escuchó claramente que apenas nos habíamos conocido seguramente ella hubiera pensado que teníamos más tiempo, pero sobre todo le quedo muy claro que a ese chico le gustaba, sobre todo por los detalles que ella había notado y que al parecer yo no me daba por aludida.

Si hubiera sabido que al día siguiente las cosas se pondrían peligrosas tal vez no hubiese aceptado salir con ellos, pero no estaba pensando claramente en esos momentos, Genie saco la llave y su celular que estaba vibrando, sonrió y me dijo es oppa, tomé la llave y para evitar un incómodo silencio, abrí y entre, me fui directo a la recamara, mientras buscaba mi pijama, tiré un sobre que llevaba, al levantarlo, mi rostro cambio de una sonrisa a una tristeza profunda, me puse la pijama y me acosté, abrí el sobre que pensaba llevar a tu compañía, y mis ojos se llenaron de lágrimas al ver las fotos, no pude de menos que soltarme a llorar y mirar las fotos, como llegué tan lejos, pensaba, después de tratar todos estos meses de olvidarte, ahora estabamos aquí los dos en el mismo país, y con tantas ganas de verte, sabía que tendría que esconder esos sentimientos y mentir, si mentir, que aún podías ejercer algún influjo en mi persona, debía ser una chica cruel, no creo, amas ahora a Genie, yo sólo seré la vieja amiga a la que verás y es todo, con todos esos pensamientos y mis lágrimas, no sé en que momento me quede dormida, sin embargo debí haber tenido alguna pesadilla porque sobresaltada me levanté, estaba completamente empadada de sudor, no podía creerlo, estaba soñando contigo...

Te decía que te quería mucho, más que un amigo, que me eras tan indispensable como el aire, no podía olvidar esa sonrisa tuya, los días juntos, cuando tomaste mi mano, dormir juntos, tomar café y el pan tostado, cuanto añoraba que pudieramos volver a salir a correr, ver el amanecer y tal vez, arriesgándome darnos por fin un beso, ese que ni tu ni yo pudimos darnos por x razón, tuvimos tantas oportunidades y ninguna la aproveche o es acaso que precisamente porque eso no paso, es que nos volvimos amigos, cuanto añoraba tu compañía, y escucharte decirme noona, diantres que diablos me estaba pasando como podía tener en esos momentos un sueño así, por otra parte aunque tu intentabas dormir también casi al mismo tiempo te despertaste, mirando el reloj, te diste cuenta que eran casi las 4 de la mañana, porque te encontrabas tan inquieto que hacía que tuvieras esas ganas de salir corriendo, como podías quitarte de la mente la imagen de esa chica tonta, que estaba tan feliz con esos niños, como pudiste permitir que ese chico te tomará por los hombros, no, no era correcto, más bien, estabas celoso y no querías aceptarlo, decías es asi el amor, sufrir, y tener esas dudas, tu mejor enemigo el amor.

Fue una mala noche para ambos, pero aún así nos despertamos temprano, me meti a bañar para estar lista, y tu también para ir a tu ensayo, cuando los chicos subieron al carro, estabas ansioso por irte, les apuraste demasiado que ellos se sintieron intrigados que te había hecho levantarte antes que todos y decirles que se alistarán, más pronto la sorpresa fue mayor, ya que tomaste otra ruta muy distinta para ir al ensayo, y cuando te diste cuenta estabas enfrente del hotel, lo bueno es que estaba un semaforo y se puso en alto, Young Saeng fue el único que comprendio porque pasaste por allí, inmediatamente tus ojos buscaron a alguien que no estaba allí, pero oh sorpresa al decirte los chicos que debías continuar, una despistada chica, se cruzó en tu camino, con asombro la viste y la reconociste, ella sólo atino a decirte Oppa.

Los días habían pasado tan rápido que no te diste cuenta, al día siguiente sería el concierto y no habías tenido la oportunidad de verme, los ensayos se hicieron largos y tediosos, tu canción no la habías podido terminar de escribir ya que tenías muchos sentimientos encontrados, desde que volviste a ver a Genie, sentías muchas cosas, muchas más cuando ella te mencionó que su unnie al parecer había encontrado a su alma gemela, el que ella te contará acerca de Soo Woo shi, no fue para menos, tu ánimo decayó bastante y el no haber podido encontrarme fue mayor, por último tu última carta jugaste, pensando la veré en el concierto y esta vez, lo diré, diré esto que me esta matando y acabando con mi vida.

Unnie apurate no llegaremos al concierto y quiero ver a Oppa, Genie me estaba apurando tanto, en realidad estaba ya arreglada lo había hecho de una manera muy sencilla, una pequeña falda rosa, con una blusa de encaje blanco, con una pequeña torera rosa igual, un poco de maquillaje sencillo y brillo para los labios, lucía bastante bien, no se notaba que estaba nerviosa, mis piernas temblaban, mi corazón acelerado sólo me hacía sentir que la respiración se me iba, incluso pensé que me daría un paro cardíaco al volverte a ver, una semana casi completa saliendo había evitado que nos vieramos, aunque habías ido al hotel, siempre encontraste casi sola a Genie, y eso te desilusiono mucho más pues sólo te hacía pensar que de verdad ese chico que habías conocido ahora era alguien importante en tu vida, y lo que Genie decía de verte muy feliz, era prueba real, de que lo habías olvidado.

Muy a mi a pesar, estaba utilizando a Soo Woo shi, evitando encontrarnos hasta el día del concierto, pensaba que sería menos dura la cruel realidad, no podía dejar de pensar en ti, y a pesar de que me dijeras adiós y rompas mi corazón, trataré de no llorar, y te dejaré partir, sin reclamos.

Por fin estabamos dentro del auditorío, aunque Genie y yo estabamos juntas de repente desaparecio, tuve que buscarla tras bambalinas, algo que por un momento me dio mucho miedo ya que me había colado sin autorización, y sin querer llegué hasta los camerinos, un gran susto me lleve cuando tropece con Young Saeng, avergonzada y tonta le di una reverencia y me disculpe mianhe, sin levantar la vista, pues me sentía algo boba, pensando que me había perdido me dijo en un tono muy dulce, ¿quién eres y qué haces aquí? aunque le entendía no estaba muy segura de como contestarle, así que le dije, mianhe nuevamente, al notar que no era coreana, me tomo de la muñeca y me llevó hasta el camerino, decir que estaba más que sorprendida fue casi nada, tu no te encontrabas estabas terminando de arreglarte o eso les habías dicho, pero más que nada estabas tratando de ver que estuvieramos en nuestros lugares, pudiste darte cuenta que Genie, ya estaba allí, sin en cambio yo no me encontraba ni un poco cerca, te dirigiste al camerino cuando ibas abrir la puerta, volviste a escuchar una voz muy particular, estaba hablando muy nerviosa pidiendo disculpas a Young Saeng por haber chocado con él, y porque debía salir a buscar a mi amiga, para el concierto, pensabas que el destino te estaba jugando una mala pasada, por ponerme de nuevo en tu camino, asi que abriste la puerta y entraste, y alli enmedio de los chicos me encontraba yo, por unos minutos nos quedamos mirando como si no hubieran pasado tantos meses, y un incomodo silencio se hizo presente, fue obvio que los chicos lo notaron ya que no hicieron ningún comentario y salieron.

Después de tanto tiempo nos volvimos a quedar solos, esta vez frente a frente, pensé que me iba a desamayar, pero sólo atiné a decirte anniongaseyo, entre contento y triste por verme de nuevo, te acercaste, y me abrazaste, no pude hacer nada sólo me deje perder por un momento en tu abrazo, tal vez hubiera llorado allí pero sabía que eso te haría sentir culpable, así que por ese momento fui débil y volví a caer a tus pies, estaba a punto de decirte lo que sentía, cuando tocaron la puerta, diciéndote es hora del show, sin poder decir nada, tomaste mi mano y me dijiste, si quieres saber dónde está tu corazón... acercando mi mano a tu pecho, dices junto al mío.

Eso fue el acabose, ahora me encontraba en una disyuntiva, sería capaz de aceptar sus sentimientos o los rechazaría para que el buscará refugio en Genie, me quede como una idiota unos breves segundos, no me di cuenta en que momento el salió y alguien entró por mi, indicandome que debía acompañarlo, segundos mortales para mi corazón, de verdad el me amaba, eso fue lo que trato de decirme, no fue una alucinación mía, de verdad me quería, cuanto esperaba que el calmara mis ansias, pero estaba en el escenario y eso tendría que esperar hasta el final del concierto, por mientras debía estar allí animándolo, cruel destino, debiste decirme que mi felicidad sólo duraría unos minutos y no haberme torturado con todo eso.

Te veías feliz y relajado en el escenario, volteaste tanto hasta que nuestras miradas se encontraron por fin pude ver ese brillo en tu mirada, como el día que nos quedamos dormidos juntos en el sillón, como cuando vimos el amanecer juntos, me sentía feliz y completa, el vacío que tuve todos esos meses, desapareció solo con tu abrazo, pero a mi lado estaba una chica que estaba completamente segura que amabas con la intensidad que ella lo hacía, por un momento mi mirada se torno triste y a punto de llorar, pero me reprendí teniendo esos pensamientos absurdos a final de cuentas me abrazaste pero no dijiste más, ni una promesa ni nada, solo un abrazo y recordaste lo último que nos dijimos, en ese momento dudé de que fuera así, y que tal si lo dijiste para así poder cerrar el círculo, de haber sabido lo que pasaba por tu mente, y lo que harías momentos después no me habría sentido como una completa idiota.

Llevaban ya ocho canciones y todas las chicas estaban super emocionadas, de repente se apagaron todas las luces, y de pronto se escuchó tu voz nerviosa dijiste muy emocionado, mis queridas fans, todas ustedes saben que es díficil para nosotros tener una novia, por los múltiples compromisos que tenemos y el estar viajando, pocas chicas comprenden que nos debemos a ustedes nuestras fans y nuestros clubes, pero el día de hoy, entre todo este lindo público, hay una chica que ha viajado del otro lado del mundo por petición mía, quiero que escuche está canción que me llevo muchos meses terminar, es una canción muy triste, pero me enseño que debes conservar los buenos recuerdos, olvidar los malos y cerrar el círculo.

Decir que mi corazón se detuvo no fue nada, sentía recorrer por toda mi piel, electricidad, recordé su tierna mirada y el cálido abrazo que me había dado minutos antes, en eso volví a la realidad cuando dijo, es una canción muy triste, pero me enseño que debes conservar los buenos recuerdos, olvidar los malos y cerrar el círculo, vaya que en esos momentos lo supe, no era una canción de confesión, era una de despedida, un triste y doloroso adiós, que había escrito para mí, aunque pensaba que sería lo suficiente fuerte para no llorar no pude evitarlo, sencillamente la fuerza se me fue y caí en el asiento.

Te sentaste en el medio del escenario, y comenzaste a tocar tu guitarra:

Cuando llega el momento del saludo
tienes una gran sonrisa en tus labios
y luego la despedida es díficil
atinar a decir algo
fuiste un ángel caído del cielo
te convertiste en mi estrella fugaz
eras mi algodón de azúcar
y los colores favoritos de mi pastel arcoiris
aún si no te veo
tu rostro está aquí
y tu voz me guíara
en honor a la verdad
temo decirte que te olvide
que ya no extraño tu tierno mirar
que ya no extraño tu dulce voz
que ya no extraño tu peculiar sentido del humor
ahora por fin puedo decir
ya te olvidé
Comienza a llover
hice una promesa hace tiempo
ahora no la puedo cumplir
alguien más ocupa tu lugar
es tonto decirlo así
pero el vacío que dejaste en mi corazón
alguien más lo lleno
Me siento tonto por decirtelo así
ya no tienes cabida en mis brazos
temo decirte que te olvide
que ya no extraño tu tierno mirar
que ya no extraño tu dulce voz
que ya no extraño tu peculiar sentido del humor
ahora por fin puedo decir
ya te olvidé


No pude evitar llorar, cada vez con más intensidad, esa canción era para mí, allí el me decía que ya no significaba nada para él, y ese cálido abrazo que me dió que fue, lástima, eso sentiste Yongie, porque me hiciste volver a ilusionarme y rompías de tal manera mi corazón, no pude resistirme, fue una mala idea haber venido aquí hoy, encontré como pasar por entre las chicas y salí del auditorio, llorando a más no poder y con mi corazón desangrándose por intentar comprender cual había sido el motivo, tardé algunos meses en recuperarme de su partida y ahora me destruía en un solo minuto, sabía que no podría seguir viviendo, corrí tanto como pude, y recordé a Soo Woo shi, y lo que me dijo en la última cita que tuvimos, tu amas a alguien verdad noona, envidio aquel que tiene tu corazón, y espero que no te haga llorar, porque eres una chica demasiado linda y tierna para que llores por alguien que no merece tus lágrimas, dime noona por ello no has querido ir conmigo a la torre de Seúl, esperas que ese momento perfecto, sea con él, si mis sentimientos fueron evidentes para Soo Woo shi, no le mentí en ese instante, así es, ese lugar es perfecto, es mi momento perfecto con él, aunque no se si lo logré tener, no pude dejar de llorar con más intensidad hasta que llegue a lo alto, y estando allí grité tan fuerte como pude, sé feliz, fighting, por tí me esforzaré más, sarange.

La canción salía del fondo de tu corazón por eso mismo se escuchaba la tristeza que había en ella, la siguiente estrofa comenzo de igual manera

Como podré calmar este dolor que hay en mi
obligando a mi corazón a dejar de amarte
y verte partir
no paro de llorar
no puedo retenerte un poco mas
se que debo dejarte ir
no puedo hablar
y hay tanto que decir
estos mismos sueños nunca podré vivir
si tu no estas junto a mi
como poder detener el tiempo
ahora paso a paso te alejas de mi y
yo nada puedo hacer
espero que sepas yo siempre te amaré
y ahora que sé que ya te perdí
que todo entre nosotros se acabó,
mi corazón se empieza a romper
y ahora lo unico que puedo es decir
pero que hago si eso es imposible,
si no puedo dejar de pensar en ti
si creo que aun eres áquel ángel que conocí
si aun deseo estar en tu mundo color de rosa
y ser el príncipe azul de tu cuento de hadas
sólo una palabra tuya bastará
para calmar a mi corazón
para darle la paz que necesita
mirame a los ojos y date cuenta
que a pesar de todo lo que nos paso
debo confesarte que me enamore de ti
el cuento de hadas comienza
el destino entreteje travesuras
quiero que permanezcas a mi lado
tus labios son bellos al sonreir
me causan tanta ilusión
quiero probar su sabor
son los latidos de mi corazón
cuando escucho tu voz
¿cuantos secretos más revelarás siendo encantadora?
es demasiado tarde para mi confesión
aceptame por favor....


En ese momento se encendieron las luces, y al buscarme con tu mirada no me encontraste, sólo estaba Genie allí, la cual al verte con cara angustiada, por fin entendió todo, la primera fila estaba sola y justo en ese momento, salió corriendo, lo bueno de esto era el final del concierto

No tardaste mucho en irte a la parte de atrás del escenario, y viendo a Young Saeng, le dijiste tengo que ir por ella, el asintió y te dijo arasso, y te dio las llaves del auto.

Como en un suspiro saliste corriendo y la viste, no tomaste ni siquiera el carro, la seguiste, estaba llorando como si hubiera muerto, porque si ella te había entregado su corazón y estaba seguro que ella para ti, era la más perfecta estrella, como pudiste hacerle eso, estaba tan enojada que nunca se dio cuenta que la seguías hasta que de repente se te perdió de vista, algo angustiado y temeroso, pensabas donde la encontraré.

Después de 10 minutos de recorrer varias calles, al levantar tu mirada vislumbraste una silueta conocida, y aunque tu caminar era seguro, temblabas por dentro, así que al subir aquellos escalones pensabas que sea ella.

Por dios, que seas tú, mi corazón no podría soportar que seas una ilusión, lentamente me acercó a tocar tu hombro, porque tiemblo, voltea por favor y dime que me amas, suplico en silencio, oh Genie, mientras te abrazo como si fuera lo último que haría, doy por fin un suspiro de alivio...

Después de algo de tiempo en que has estado en mis brazos llorando, creo que es tiempo de verte a los ojos y confesarme, sé que soy un babo, pero debo hacerlo ahora que siento que soy lo bastante fuerte, si no te lo digo ahora estoy seguro que no podré hacerlo después... Genie tu sabes que eres una chica maravillosa, y que estoy muy contento porque me amas, debes saber que tambien te quiero, y que estaría perdido sin ti... entiendes que te quiero como no podré querer a nadie más.

Acabo de recordar, es cierto, siempre quisiste ir a ese lugar, te encontraré allí, puedo escuchar que me dices, no crees que la Luna está en todo su esplendor, con todas esas estrellas no crees que es muy romántico, aunque las únicas estrellas que yo veo, están en tus ojos, ¿donde estás? ¿porque teniendo tanto mi corazón está tan vacío? ¿no pudiste marcharte? ¿quiero estar donde el sueño se termine y se haga realidad? ¿cómo un ángel has tocado mi corazón?

Ni saltos ni gritos, sólo se escucha un "tonto te amo también", me levantas en brazos y por fin después de tanto tiempo, nuestros labios se unen, es perfecto todo, mi respiración entrecortada y la tuya agitada, diciendo, mi arcoiris con sabor a algodón de azúcar, río y me dices sube a mi espalda mi querida princesa encantada, pues está noche la Luna representa a mi corazón...

{F I N}


Última edición por Kang Ha Joon el Miér Ago 01, 2012 4:39 am, editado 2 veces
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Miér Ago 01, 2012 3:50 am

Después de haber terminado el Fanfic, me quedaron ganas de decir algo más con la pareja final, jejejeje asi que he de poner el epílogo entre hoy o mañana a más tardar.
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Jue Ago 02, 2012 5:31 am

Después de terminar el fanfic, me sentí algo insatisfecha con el final, así que terminé haciendo este epílogo, haciendo claros ejemplos de lo que paso cuando cada quien malintepreto los sentimientos del otro, así que espero que este final les guste, pues después de todo es el final feliz que debían tener estos dos.

Epílogo La luna representa a mi corazón

Para que sepan el porque del epílogo se trata de todos los sentimientos encontrados de Kang Ha Joon, Kim Hyun Joong, So Ji Mi y Soo Woo.

[Un día antes del concierto]
Son casi las 7:30 AM, aún sin que suene el reloj, me levantó, me pongo el short y mi blusita rosa, me dispongo a salir de la habitación sin hacer mucho ruido, sé que llegaste casi hasta la madrugada Genie, de verdad espero que la hayas pasado muy bien en compañía de tu oppa, aunque me duele el corazón saber que ustedes dos son una linda pareja, me he resignado aceptarlo, no creo que haya nada más que pueda hacer, perdoname Genie, pero es mejor que yo me mantenga fuera de su vista hasta mañana que es el concierto y te prometo que me mantendré lo más alejada posible, duerme pequeña, iré a correr, es lo único que dice la nota.

Tomó la llave y salgo, como todos los días las recamareras, me saludan con su lindo anniongaseyo, a lo cual les doy la reverencia, las saludo y continuo hasta el elevador, al parecer hoy me he levantado más temprano que de costumbre, ya que no he visto a mi discreto vecino, que sólo se asoma para tomar su periódico y volver a entrar a su habitación, saco mis audifonos, los conecto a mi mp3 y me dispongo a poner una canción, cuando se abren las puertas del elevador, sonrío de una manera diferente, es acaso que como dije, me resigne a la perdida de este chico, y como resultado volví a esconder mi corazón para evitar que alguien más lo encontrará, que tan cierto puede ser eso, que es mucho más díficil sonreír cuando te encuentras triste, efectivamente es de esta manera, no puedes de menos que sentirte tan deprimido, triste, solo y con el corazón roto, para hacerte notar con una sonrisa, la cual lleva como objetivo, ser tu máscara para que nadie sepa lo mucho que estás sufriendo, o a diferencia de mí, esconder el poco corazón que me queda pero tratando de volver a encontrar la felicidad, aunque sea en pequeñas dosis.

Tal vez me tarde demasiado en decir eso, cuando salgo a la calle, allí estas con una amplia sonrisa, sunbae, que haces aquí tan de madrugada, no acaso anoche estuviste estudiando hasta tarde, contestas demasiado sonriente, no unnie, bueno si, pero no importa es bueno hacer un poco de ejercicio, mientras ibamos corriendo sin querer una pequeña piedra se atravesó en mi camino y por un poco más, hubiera caído hacia el frente, golpeando mi rostro, y si no me hubiera sujetado, Soo Woo shi, me hubiera quedado sin rostro, ahora si me hubiera dado en toda mi zucarita, aunque no te causa nada de gracia, piensas que es mejor verme reír por esas tonterías, que llevar esa cara tan larga, la cual aún no entiendes porqué, o finges no entender, cuando realmente has visto a través de mí y sabes perfecto el motivo.

Después de ese pequeño incidente seguimos corriendo, sunbae, no me hace preguntas y me dice pon tu música, yo te sigo, como mi guardaespaldas, olvido que el viene casi detrás de mi, sin interrumpir mis pensamientos, pues ahora se encuentran hechos un caos, recordé que el mismo día que llegamos a Corea, presintiendo que Genie querría hablar con Yongie, me salí tanto para dar una vuelta como para despejar mi mente, temía que me pasará la llamada para saludarlo, aunque iba en completo control, estaba segura que pronto tendría que pagar caro ese dulce amor, la verdad en esos momentos, mientras corría empecé a recordar que toda esa semana, por cualquier motivo me mantuve fuera, siempre que supiera que ibas a ir al hotel a vernos, encontraba algún pretexto, más por todos los comentarios que hacia de referencia Genie, como por no saber aún que te diría y temiendo ser descubierta aún por mis sentimientos opté por mantenerme fuera de tu vista, recordé también el susto que me lleve al entrar al elevador y escuchar a la mujer que bajaba que te acababa de ver en el lobby, por un momento agradecí que fuera a correr, aún así me sorprendió muchísimo el que a esas horas tú fueras al hotel, sobre todo sabiendo que Genie, no se levantaba a correr conmigo, mucho menos quise pensar que ese gesto era para verme, sobresaltada me asomé para no encontrarte y fue así, que salí casi corriendo, me puse mis audifonos y comencé mi loca carrera, sin advertir que no era la única a pocos pasos me seguías tú, pero en el estado que me encontraba no era para menos que solo tratará de concentrarme en mi música y en olvidar el pum pum de mi corazón por saberte en el hotel, di varias vueltas, hasta que regrese de nuevo el hotel, después de darme un buen baño, recibí la llamada de Soo y sabiendo que irías nuevamente salimos a dar una vuelta, de repente me detuvé, porque comencé a recordar todo esto, sería que me sentía algo agobiada por volver a verte y no saber actuar tan fría, no era precisamente la misma chica que se encontraba en México, era la chica que se encontraba ahora en Corea, cerca del chico que hacía latir su corazón y no podía decírselo todo por que sabía que su amiga al parecer ya era la persona que el amaba, teniendo esos pensamientos di por sentado que lo mejor sería regresar.

Mientras regresamos al hotel, nos detenemos para comprar unas botellas de agua, y de repente sujetas la puerta para que pase, algo que me sorprendió en esos días, yo solía abrir la puerta y entrar, pero este día parecía que eras más atento a esos pequeños detalles, lo cual no me paso desapercibido, te sonreí y entramos, pagaste y al salir volviste al mismo detalle, esta vez reía diciendote lo lindo, cool y tierno que eras, tan sólo te avergonzaste, seguimos camino del hotel, sin notar que alguien más veía de lejos y en silencio todo ese comportamiento, con una cara de tristeza y confusión, mi querido Yongie, veía todo ese espectáculo y comprendía que tardíamente podría volver acercarse a mí, incluso cada que iba a vernos al hotel, yo no estaba, por lo cual, por boca de Genie, sabía que Soo Woo shi, se había convertido en mi inseparable, dándole los mejores motivos para que el, tratará de transferir sus sentimientos a ella, cosa que lo estaba logrando pero con pequeñas mentiras, era muy cierto que nos habiamos convertido en amigos inseparables, pero todo se debía a que Soo, ya sabía de mis sentimientos por Yongie, sin que yo se los hubiera tenido que decir, los descubrió al tercer día que salimos, insistiendo en que debíamos a ir a un lugar que estaba seguro que habiendo visto tantos doramas querría conocer, y que estaba seguro me encantaría, tal vez, fui grosera en esos momentos por decirlo así, pero en cuanto termino de decir eso, le dije en un tono no menos que despectivo, contigo no iré a la Torre de Seúl, es mejor que lo sepas desde este momento, después de eso di media vuelta y entre al restaurante, entró momentos después para comer conmigo y no dijo nada, me sentí bastante mal, así que me levanté para ir al baño, estando ya allí y después de lavarme las manos, me sentí muy nerviosa y ansiosa, mi corazón palpitaba demasiado como si te sintiera muy cerca, suspiré pensando mientras este aquí me sentiré así pensando que estas cerca, pero como bien dije el destino nos tenía preparadas varias sorpresas, si yo pensaba que por el hecho de no estar en hotel, no nos encontraríamos, fue decir, que no sería así por más que nosotros nos esforzaramos por aparentar total naturalidad, era todo lo contrario, nos buscamos desde siempre, y ahora nos ibamos a encontrar, así como cuando alguien espera ver una estrella fugaz en una noche cualquiera tu y yo nos volveríamos a cruzar en el camino del amor.

Entraste de mala gana a ese restaurante, ya que no tenías apetito, pero la verdad es que igual te daba ese o aquel lugar, por donde quiera que mirarás te encontrabas de nuevo con mi silueta, porque demonios, me ha trastornado de esa manera y no puedo sacar de mis pensamientos, es seguro que está recorriendo las calles con alguien que no soy yo, pero es así, deje de importarle desde que regrese, que podía esperar ahora que esta ella aquí, cada vez que voy al hotel para verla, ella no se encuentra, debo darme por vencido, debo renunciar a la única chica que me ha hecho feliz, debo olvidar todo lo que pasamos juntos, es que poco le importo, acaso nunca signifique nada para ella, es así, debo soportar en silencio verla y no decirle que la amo, Young Saeng te saco de tus pensamientos, cuando dijo, que vas a querer para comer, con un leve movimiento de los hombros como diciendo no sé, te sentaste a un lado de donde nos encontrabamos nosotros, salí del baño, nerviosa porque no sabía que debía decirle a Soo, una disculpa no era suficiente, así que debía armarme de valor y hacer algo al respecto, claro ir a la torre de seúl estaba descartado pero aún había un lugar que quería ver y podía ir con él, ese lugar también era importante y significativo y siendo ya casi mi cómplice, pensé sería divertido ir juntos...

Tontamente me acerqué a nuestra mesa, y me senté, con esa ruidosa voz mía, dije mianhe, sunbae, lo que atrajó la atención de Yongie, y volteando de manera discreta como buscando algo, dijo en voz baja, aquí también debo encontrarte, sin que sepas que estoy aquí, y menos sabiendo que me lastimas, escuchó atentamente, lo que decía, mianhe, sunbae, no quería ser tan grosera, lo siento realmente, sin poder terminar de hablar, me preguntaste ¿amas a alguien? no es así noona, envidio aquel que tiene tu corazón, y espero que no te haga llorar, porque eres una chica demasiado linda y tierna para que llores por alguien que no merece tus lágrimas, dime noona por ello no quieres ir conmigo a la torre de Seúl, esperas que ese momento perfecto, sea con él, si mis sentimientos fueron evidentes para Soo Woo shi, al que menos le quedo duda en ese instante fue a Yongie, y no le mentí, así es, ese lugar es perfecto, es mi momento perfecto con él, aunque no sé si lo logré tener, y fue así como le dije lo que había estado guardando por tantos meses, como fué que te conocí, lo que pasamos juntos, lo mucho que añoraba que al estar aquí pudieramos ir juntos a la torre de Seúl, mientras tomabamos un café, pero no cualquier café si no un capuccino, ya que era mi favorito, mientras yo revelaba todos mis sentimientos, Soo, me veía de otra manera diferente, veía que de verdad amaba a Yongie, y que estaba dispuesta a sacrificarme por Genie, y fue el fin de la conversación, tenía demasiado en que pensar, como para atormentarme mucho más, pero al menos no fui la única, Yongie, había escuchado atento la conversación y pensó por un momento, este chico la quiere, de no ser así, no se hubiera tomado la molestia de decirle que me busque y me diga lo que siente, y ahora que debo hacer, decirle que la quiero, que durante este tiempo, no he dejado de quererla y que me he vuelto un loco de celos, por pensar que este tipo, le gusta.

Después de haber ido a correr, levanto a Genie, para desayunar y le apuro diciendo debes arreglar lo que te vas a poner mañana para el concierto no quiero que a la mera hora, me salgas con que no tienes nada que ponerte por favor, terminamos de desayunar y le dije, saldre con Soo Woo sunbae a dar una última vuelta y regresó tarde, para evitar que me hiciera más preguntas casi sali corriendo, por una parte sentía culpa por no decirle la verdad a Genie, y por otra buscar refugio en Soo, el había sido un buen amigo desde que lo conocí, pero aún me negaba hablar sinceramente con él, de mis sentimientos por Yongie, ya que de todos modos no era más que una fan, y de allí no pasaría, a pesar de la conversación que tuvimos en ese restaurante, no había decidido hacer nada, sólo me había guardado todos mis sentimientos y lloraba cada noche.

Recordé al ir en el elevador, que escuchaba en silencio lo que me decía Genie, cuanto tiempo había pasado Yongie a su lado, y lo tierno y divertido que era, era mejor hacerlo así, de todos modos, nunca existió un nosotros, no pudimos ser nada más que buenos amigos, y aunque yo hubiera querido que el fuera mi hombre, mi héroe, no lo sería, al final, todo quedaría en un nada, así que más que resignada, no tocaba mucho ese tema, aparte sólo quedaban unas cuantas horas para terminar el día y después sería inevitable el encuentro nuevamente el y yo nos tendríamos que ver, y esta vez, aunque no estaba del todo segura, sería más fuerte y podría dejarlo ir, o al menos eso pensé.

Yongie por su parte, se veía cada vez más decaído, melancólico y triste, a que se debía, sólo faltaba un día para el concierto, había terminado su canción, pero parecía más abatido que nunca, incluso se le notaban algunas ojeras, cosa que el no solía lucir, ese día después de pasar por el hotel y verme al lado de Soo Woo shi tan sonriente y él con ese comportamiento como si fuera mi novio, no le dejo muchas dudas, lo había olvidado, no había motivos más para que continuará fingiendo que estaba bien, ya nada podía hacer para recuperarme, todo lo había perdido, y peor aún, al día siguiente que nos vieramos debía mostrarse fuerte y como si no le importará que la chica que le gustaba, estuviera al lado de alguien más, recordó cuando hizo el papel de Ji Hoo, y pensó no soy lo suficiente codicioso para retenerla, y se pregunto si siendo como Seung Jo, me hubiera dicho no puedes amar a nadie más que a mí, se río por un momento, ya que pensó ahora me estoy conviertiendo en alguien como tú, noona, soñando despierto y queriendo vivir como en un dorama, este es el hechizo que has dejado en mí, querer ser alguien como tú, y ser tan soñador e iluso.

Y vaya que los malentendidos están a la orden del día, el pensando que yo y Soo Woo shi, eramos algo más que amigos, y yo dejándome llevar por los comentarios que decía Genie, esa no era forma de que Yongie y yo, tuvieramos alguna oportunidad, pero bueno de quien era la bendita culpa si no de los dos, el por no preguntarme a mí, y yo por dejarme llevar, pero eso ya no era importante, al menos los dos estabamos completamente seguros de una cosa, nos habíamos perdido el uno al otro, quien hubiera sabido lo que pensabamos, de seguro nos hubiera dado tremendo golpe en la cabeza diciéndonos serán un par de idiotas, muriendo de amor uno por el otro, y no haciendo nada por salvarlo, el amor, el verdadero amor que sobrepasa cualquier obstaculo no es áquel que tiene todo a su favor, si no áquel que puede atravesar todos los obstaculo en su camino y darse cuenta que sólo una persona, esa persona que nos logra sacar de la obscuridad y ver nuestros defectos y aceptarlos es la que hará que nuestro frío corazón, vuelva a sentir la cálidez de una caricia como un roce de una pluma.

Casi corriendo llegue al parque donde quedamos de vernos, con tu sonrisa y esa paciencia que tenías me dijiste porque corriste, no iba a ir a ningún lugar sin tí, sentí un pequeño escalofrío por su forma en que lo dijo y pensé tonterías señorita, no piensas cosas que no son, me tomaste de la muñeca y dijiste lista vamos, hoy te llevaré a un lugar muy especial, dentro de mí, decía no a la torre de Seúl, ese lugar aún lo siento como si fuera de Yongie y mío, es mi momento perfecto, el lugar indicado donde yo quiero estar con él, aunque sea en mis sueños, creo que adivinista que pensé algo por mi expresión ya que me soltaste y dijiste entremos era una heladería, me sentí feliz, ya que sabías que el helado me encantaba, así que entre tanto sabor, pediste una gran copa de helado de sabores dulces para mi, al mirar mi expresión de niña con juguete nuevo, dijiste este arcoiris es para tí con sabor caramelo, sólo me avergonzé pero te sonreí, y entonces mientras comíamos nuestros respectivos helados, directo y a la cabeza sin rodeos, me preguntaste ¿ya has tomado una decisión? no es así noona, mientras recordaba que debia hacer algo con respecto a Yongie, Soo, me veía de otra manera diferente, derramé algunas lágrimas y me dijo en un tono de enfado, es todo lo que piensas hacer, no le dirás lo que sientes, tu que dices que es mejor conservar los buenos recuerdos, olvidar los malos y cerrar el círculo, no le dirás lo que sientes por él, no crees que eras una cobarde por esconderte en tu amiga, y como estás segura que él la ama, te lo ha dicho, tu los has visto.

Y fue en ese preciso momento que me cayó el veinte o de plano si hice click, tenía razón no le había dado el beneficio de la duda, tan sólo di por sentado que el la amaba, con todo lo que ella me había dicho, sólo había hecho juicios antes de confirmarlos, mientras pensaba todo eso, traté de ver realmente lo que le pasaba a mi corazón, no quería perderlo, no, Genie, no sólo me había arrastrado hasta allí, yo en verdad quería volver a verlo, y estaba vez, quería saber cual era el significado verdadero que tenían sus últimas palabras en el aeropuerto: Si quieres saber dónde está tu corazón... acercando mi mano a tu pecho, dices junto al mío, y prometo que antes de que escapes con alguien, regresaré a tu lado...., me viste tan concentrada y callada, que no dijiste más, yo por mi parte ni siquiera me di cuenta, de cuanto había cambiado tu tono de voz, ni que en tus ojos se reflejaba una gran tristeza, pensaste por un momento, le daré una oportunidad a que ella, vea cuales son sus verdaderos sentimientos, y le confesaré lo que siento, aunque estabas muy inseguro, tomaste mi mano por encima de la mesa, sacándome de mis pensamientos y me dijiste chualheyo, te contesté lo mismo chualheyo, eres un gran amigo, y pufff no pude haberte roto el corazón de una manera más insensible, sólo seguiste sosteniendo mis dedos entre tus manos.

Después de salir de la heladería, te dije haciendo una pequeña mueca, debo hacer algo, te veo en la cena, te parece bien, con unos ojos suplicantes querías detenerme, pero estabas seguro que si ibas a confesarme tus sentimientos, sería sólo hasta que yo estuviera por completo segura de los míos y quisiera dar por terminado lo que sentía por Yongie, aunque si hubieras sabido que tú mismo me habías hecho tomar el valor suficiente para decirle lo que sentía, tal vez no hubieras dicho nada.

Miré mi reloj, iban a dar las 17:00 de la tarde, estaba segura que aún estarías en la compañía, así que me dirigí allí sin demorarme, más contenta que los días anteriores, ahora de verdad llevaba una gran sonrisa, ese helado no solo había curado mi corazón, también me había infundado valor, ese que aunque tenía, estaba muy escondido, cuando llegué me sentí algo incómoda, pues era la primera vez que te buscaba desde que había llegado, en fin aún así me sentí algo tonta por estar allí y no poder caminar, sin embargo, creo que algo en mi interior, me dijo hazlo ahora o te vas arrepentir, y sacando fuerzas de no sé donde, cruce la calle para entrar y hablar contigo.

Tal era tu tristeza que Young Saeng, ya no pudo soportar más verte en ese estado que acercándose a ti, te preguntó sin rodeos, ¿que es lo que te sucede Hyung?, no has estado aquí, parece que estás a miles de kilometros, menos aquí, es acaso que estás así por esa chica que conociste cuando fuiste aquel país, dime, no me gusta tu estado, por favor, incluso desde que recibiste esa llamada y tardaste en traernos la comida, no sé que pasa contigo, luego cuando nos trajiste y pasaste por ese hotel, luego los asientos especiales, dime Hyung que te pasa, de verdad estás en este estado por una chica, trataste de decir algo, pero la verdad ahora te encontrabas en el mismo estado que yo hacía meses, las ganas de vivir las habías perdido, no encontrabas más sentido para seguir respirando, tenías a la chica que te gustaba cerca, y no habías hecho contacto aún cuando la espiaste varias veces, que te había sucedido, en realidad estabas dispuesto a perderla, miles de pensamientos tenías en tu mente, cuando de repente sonó tu celular.

Por dios, como podías hacerte esto tu mente, tus ojos te engañaban no era cierto, por más que los tallaste al ver en tu pantalla mi nombre, no podías creerlo, pensabas que sólo era una broma del destino, una muy cruel broma, pero aún así contestaste, ilboseio, y de repente como si todo volviera a tener sentido en tu vida, escuchaste, Yongie shi, anniongaseyo, soy nelly, ¿podemos vernos?

Mi mente decía, no lo busques, dejalo así, te rompera el corazón, que sea feliz, por una parte tenía todas esas dudas y temores, y por otra sabía que no podía dejarlo de esa manera, no si estaba segura que lo que había visto en la mirada de Soo era cierto, si quería que mi corazón se curará, primero debía cerrar mi círculo y después podría ver que la felicidad no del mismo modo ni en la misma intensidad la tendría, pero debía darle oportunidad a alguien que había estado a mi lado apoyando y dandome ánimos, si quería que mi historia y mi vida no acabará aquí debía terminar esto bien, así que pasaron unos largos minutos hasta que bajaste, el más sorprendido fue Young Saeng, al ver como tu expresión cambio de repente de ese estado de depresión volvió a ver que tus ojos brillaban como si la vida te hubiera regresado al cuerpo, y vaya que deseaba que te sintieras mejor, aunque pensó que lamentablemente ese estado eufórico en el que te encontrabas no duraría demasiado, no dijiste más, y te alejaste, sin embargo, estando tan preocupado por él, lo seguiste, ambos entraron a darse una pequeña ducha, que realmente te dió escalofríos ver como tu Hyung, mientras se duchaba se puso a cantar y no cualquier canción si no una pegajosa de chicas.

Por lo cual decidiste no es momento para dejarlo solo, pero tampoco puedo decirle que lo acompañare, Hyung pérdoname pero debo seguirte, tanta fue su felicidad de Yongie que salió sin darse cuenta que Young Saeng lo seguía, con unos lentes negros y muy sport te vió salir de la compañía y cruzar la calle, inmediatamente distinguiste a una chica y pensaste quien es que te hace sonreír hyung, quien es ella, ella es la causante de tu tristeza pero también de tu alegría, viste que aunque estabamos frente a frente parecíamos como dos extraños, nos dimos vuelta para comenzar a caminar y pensaste a donde diablos irán a estas horas, más adelante, nos encontramos con un café que estaba casi vacío, entramos y cuando ibamos a pedir, dijiste un capuccino para la señorita y un americano para mí por favor, eres adivino oppa, dije sin pensar, no tanto por decirle adivino si no por decirle oppa, a lo cual sonreíste, y dijiste más o menos algo así, pero puedo adivinar algunas cosas aún de ti noona, entraste al café, aunque pensaste ojalá no se les ocurra voltear si no estaré perdido, que diré a que vine a este café, no hay nada que tenga que hacer aquí, nosotros estabamos más interesados en lo que debíamos hablar que si hubiera pasado un huracán no lo hubiéramos notado, por fin el ambiente tenso y el silencio incómodo que nos rodeaba desapareció cuando llegaron nuestros cafés, al momento de probar el mío inmediatamente dije vainilla con caramelo oppa como supiste, sin despegar tu mirada de mí, dijiste temía equivocarme y que sólo quisieras vainilla que bueno que te gusto, eso fue el principio para olvidar tal vez todo resentimiento, odio, tristeza, pena y lástima y abrir nuestros corazones para poder sincerarnos y decirnos adiós o continuar aferrandonos uno al otro.

Sin levantar la vista te dije mianhe, debí llamarte en cuanto llegamos a corea, y darte ánimos para el concierto, pero tenía miedo de muchas cosas, eso fue el principio, ya no me pude detener y comencé hablar, pero no fue Yongie el único que escuchó, Young Saeng, se había sentado en la mesa de junto, de todos modos nosotros estabamos concentrados uno en el otro, como para darnos cuenta de lo que sucedía alrededor nuestro, demasiado nerviosa le daba vueltas al café la pobre cuchara debió estar completamente mareada por que yo no dejaba de hacerlo, y mientras lo hacía comencé a decir, el primer día que llegamos al hotel, ví la emoción de Genie, por llamarte, y aunque yo misma quería escucharte me salí para despejar mi mente de tales pensamientos, pero sobre todo de los sentimientos encontrados que había en mi corazón, una breve pausa y un gran suspiro fue lo único que se escuchó algo apenada y sonrojada levanté el rostro esperando que no lo hubieras notado, pero tenías esa mirada tranquila y paciente a la vez, así que continúe, muy tarde me di cuenta de mi error al salir ya que aunque llevaba dinero mi coreano no era más que lo básico, deambule por algunas calles hasta que me topé con un pequeño grupo de chicos los cuales, me adoptaron como su mascota, uno de ellos Soo Woo shi, habla español y allí fue cuando los celos se hicieron presentes, pero aún así dejaste que continuará, desde ese momento el ha sido un chico muy amable, paciente y buen amigo mío, a partir de ese día sabiendo que irías todos los días a ver a Genie, me salía tanto para pasar el día con ellos, como para correr por la mañanas, claro que tu no dijiste que eso lo sabías por que incluso habías corrido detrás de mí, sin que yo lo supiera, como resultado nos hicimos grandes amigos todos ellos y yo, te conté de los lugares a los que fuí e incluso que poco después de dejarte iría a un lugar muy especial, y fue eso lo que te debió haber preocupado ya que esta vez sonreí de la misma manera a cuando estuvimos en México, te dije cuan mal me la pase después de que te fuiste, como me enfermé, y aunque me había refugiado en el trabajo, no había podido olvidarte, cuan largas eran las noches, esperando que regresarás tal como me habías dicho en el aeropuerto y que sabía donde se encontraba mi corazón, junto al tuyo, eso fue lo que te sorprendió que al decirlo te miraba a los ojos, no sé si fue nervios o tal vez que ya no era mi corazón el que se encontraba junto al tuyo que bajaste la mirada, y lo entendí o al menos al callar pensé que sabía que significaba eso, te dije que tarde mucho tiempo en reconocer que me había enamorado de ti, como una tonta, pero también estaba consciente que después de dejar de leer mi correo y escribirte, yo había hecho que tus sentimientos si es que acaso hubo alguno se desvaneciera, era cierto no tenía derecho a reclamarte nada, ya que no habíamos hecho ninguna promesa, te dije con lágrimas en los ojos, que el día que me llamaste ya no pude dormir, que ese día me había puesto tan mal, que me había desmayado en los brazos de mi jefe, y me había llevado a mi casa para descansar, que había llamado a Genie, tan sólo para preocuparla y que por ello fue que recibí una llamada tuya, también te conté de Oscar mi mejor amigo que estaba cuidándome en esos momentos y que desde la sala escucho el teléfono y después cuando hablaba contigo, muy molesto ya que me encontraba con un poco de fiebre me regañó por levantarme de la cama, algo de lo cual tu eras ignorante, pensaste interiormente por dios, porque no pregunté antes, todo este tiempo he estado pensando cosas erróneamente y así tan sólo lo hubiera sabido antes, no querías escuchar más, sabias que si en ese entonces y ahora decías todo esto era por dos motivos o aun te amaba o estaba a punto de cerrar mi círculo, eso significaba que te estaba dejando ir, y no eso no es lo que deseas, tu no querías dejarme ir, no ahora que sabías la verdad, no ahora que estando frente a ti, te dabas cuenta que realmente me amabas.

Terminé de decirte lo del departamento, cuando sonó mi celular, oh sí, hagamoslo así, sólo dije, me miraste un poco sorprendido y te contesté es Soo, me estaba recordando que saldremos en un rato más que no lo olvide, ya que es casi el último día aquí, y quiere que sea especial para mí, al decirte esto, no levante la vista si lo hubiera hecho, habría sabido que ya conocías los celos, y fue cuando ya en la quinta taza de capuccino, te dije, la pase muy mal, por miedo a verte, pero sufrí mucho más al saber que amabas a Genie, por todo lo que ella me dijo, supe que te había perdido, me ahogue en todos mis recuerdos y lloré mucho, pero también supe que la única culpable había sido yo, sé que ya nada queda entre los dos, se que mi corazón quedó roto, y pensaba que algún día ibas a regresar, pero no tomé en cuenta que lo que no sé cuida, no puede regresar más si alguien te dió los ánimos y cálidez a tu corazón, como podía pedirte que aún después de todos esos meses, me siguieras amando, esta vez ya no pude más y comencé a llorar, lo siento mucho Hyun Joong, de verdad lo siento, debí ser más valiente y aún a pesar de que amarás a mi amiga, debí decirte, lo mucho que significabas para mí y cuanto he atesorado todos esos momentos que compartimos, incluso cuando sostuviste mi mano esa noche que llovió y me pediste que te amará, debí luchar por ti, y no dejarme abatir por el hecho de que no estuvimos juntos, mi corazón se rompió cuando supe que tu corazón le pertenecía a ella, pero sabes, por fin levanté la vista, he decidido que es momento de dejarte ir, fui feliz contigo todo este tiempo y tu recuerdo lo conservaré grabado en mi corazón, no puedo decir que no estoy triste y que me tomará algo de tiempo volver a sonreír, pero sabes, no tendré miedo la siguiente ocasión y lucharé por el hombre que amé, Yongie shi, es la última vez que te vea de esta manera tan íntima y cercana, por eso, aunque siento que nada será igual a partir de ahora, antes de irme, quiero que escuches esto, por que la verdad de una mentira no es la verdad, la mitad de una promesa no es algo real, porque me engaño, tu me quieres pero yo te amo, esa es la verdad, sin tí no soy yo, me sobra la Luna, sabes que es lo más díficil de decir te amo Hyun Joong, te amaré por lo que resta de mi vida, y seré feliz por que tu ya lo eres, y mi único deseo es que mañana en el concierto, volveré a ver al chico que conocí hace meses y que me hizó sonreír, y sin pensarlo demasiado le di un ligero beso en los labios y salí, no es que no quisiera escuchar lo que tenía que decir, pero el quedarse callado, pensativo y viéndome con tristeza o mejor dicho con lástima, me hizo pensar que aunque tarde, y dije lo que guarde todo este tiempo, no podía sentirme mal, había hecho lo que consideraba correcto para cerrar mi círculo, y debía estar tranquila ahora, de esa manera cuando viera a Genie y la felicitará por conseguir su amor, no me sentiría culpable.

Aunque aún iba llorando mientras caminaba poco a poco se terminaron mis lágrimas, cuando llegue al lado de Soo, al mirarme lo único que hizo fue abrazarme como lo necesitaba, aunque hubiera preferido que Yongie, hubiera sido el que me sostuviera en sus brazos, sabía que eso debía dejar de rondar por mi mente, y vivir el presente, sin hacerme preguntas me dijo, estás lista para tu aventura, esboce una ligera sonrisa y le dije, sí vamos, mientras tanto Yongie aun no salía del asombro que le causó toda mi confesión y mucho menos ese ligero beso inesperado, él pensaba que después de aclarar las cosas, tendría tiempo para decirme que sentía, en esos momentos tenía sentimientos encontrados, no sabía que hacer, que pensar, que decir, con un sobresalto Young Saeng le dijo es hora de irnos a casa, creo que tienes mucho que pensar está noche, que piensas hacer mañana en el concierto, ¿te confesarás? no supo en que momento su hermano había llegado hasta allí, pero casi sin fuerzas se levantó y Young Saeng, lo sostuvo, te sientes bien, pero que pregunta le hacía, claro que no se sentía bien, el había malinterpretado todo, ese tonto chico que la acompañaba no era nada más que un amigo, y esa voz que escuchó por el teléfono era de su mejor amigo, no tenía porque haberle dicho todo eso, ahora para que, ya no servía de nada, en su mente se repetían las mismas palabras, "te amo Hyun Joong, te amaré por lo que resta de mi vida", y todavía su hermano osaba preguntarle como se sentía, ¿confesarse?, a quién si la chica que le acababa de decir que lo amaba también lo había dejado ir, como podría, que sentido tendría confesar ahora sus sentimientos, tal vez, si ella escuchará su canción, tendrían aún ellos alguna oportunidad.

Muy a mi pesar y con todo el dolor que pudiera guardar mi corazón, me sentía fatal, quería regresar y decirle que no lo dejaría ir, pero como haber, estuvimos sentados en esa mesa por 3 horas y lo único que pude decirle es te dejo ir, su café estaba tan frío como él, porque no mucho antes lo dije y me retiré, para que le confesé mi amor, de todos modos el ya tenía a alguien a su lado, por dios, que tonta, una parte de mi gritaba eso, la otra decía, está bien, es lo correcto, a final de cuentas, a poco el estaría sentado esperando mi amor, por dios, claro que no, en fin, ya lo había hecho y no podía retractarme, ahora lo justo era continuar, pero aún a pesar de saber que había hecho lo correcto no dejaba de sentirme por completo vacía y sin vida, Soo debio haber imaginado que había hecho que tomando mi barbilla y alzándola me dijo, para conocer el verdadero amor, debes sufrir y cruzar un tunel muy oscuro a veces a los que queremos se niegan a demostrar sus sentimientos por miedo al mismo amor, pero si crees que diste todo lo que necesitabas, no tienes porque preocuparte tu amor no fue desperdiciado, no lo crees así, no pude de menos pensar que había algo de cierto en sus palabras y consolándome de eso modo, sonreí y le dije tengo mucha hambre sunbae, vamos a cenar, te parece?

Aunque Young Saeng, se lo llevo, no dejaba de pensar y darle vueltas al asunto, esto es lo que has ocultado todos estos meses, hyung, es por ello que cada día te esforzabas más, es acaso que ella te cambió por completo, nunca mencionaste nada de lo que pasaron, dime no querías que fuera real, era un amor a medias, pensabas que ella no sentía nada por ti, es que por eso los hombres se vuelven estúpidos cuando se enamoran, se vuelven infantiles, inmaduros y celosos, eres un completo tonto a merced de ella, es que acaso te tiene atado a su dedo, no pudo de menos que reírse por tu lamentable estado pero más aún por pensar, hay algo entre los dos, deberías dejarle sentir algo a tu corazón, si aún se aman deben encontrar la forma de estar juntos, esa chica parece ser muy dulce, tierna y sensata, creo que es la indicada para tí, creo que te cuesta reconocer que es la realidad, pero mientras tanto te debo aconsejar bien mi querido Hyung, de lo contrario, eres capaz de perderla sin razón, llamala si no, parecerá que todo terminó y deja tu tonto orgullo aún lado, no dudes más, no por un pequeño error, no volverán a estar juntos, si te mueres por estar con ella, mirate pareces borracho y ni siquiera te terminaste el café, dime eres hombre o qué, a todo esto Yongie ya estaba escuchando lo que decías, así que aunque estaba en mal estado dijo por fin, ella estará mañana en el concierto, debe escuchar mi canción y le confesaré mi amor, no la voy a dejar ir, de verdad hermano, gracias, creo que me hacía falta que alguien me entendiera, pérdoname por no haberte dicho nada antes pero me sentía muy mal, para poder explicar mi comportamiento, sorprendido Young Saeng te dice, hablale con el corazón y deja que sepa que la quieres, no desaproveches el momento, debes atrapar esta oportunidad que tienes, no la desaproveches.

Yo me encontraba cenando con Soo, cuando tú, ibas con Young Saeng a tu departamento a final de cuentas debías descansar para el concierto al otro día, y yo debía tratar de controlar mis sentimientos, los pocos que conservaba intactos aún, sin decir más, terminamos de cenar y al verme aún deprimida Soo, dijo es hora de ir a ese lugar especial, pensando que debía olvidar que quería que fuera nuestro lugar, me deje llevar y para sorpresa mía, no era la Torre de Seúl, era The Fountain Bridge, me sorprendió muchísimo y me dio tanto gusto que a final de cuentas fueramos a ese lugar que olvide por completo la tristeza que tenía a final de cuentas, debía recordar que no existía un "nosotros" así que maravillada ante tal espectaculo, cerre los ojos y pedí en silencio, por favor que está confesión no afecté tu ánimo, descansa y da lo mejor de ti, mañana fighting.

Por fin era hora de levantarnos, este día no iba a salir, prefería tomarme el tiempo necesario para arreglarme y terminar con mis nervios, de repente me di cuenta teníamos que comer algo, me comí varios yoghurts la verdad no tenía apetito alguno aún así, ya no estaba tan tensa ni nerviosa, era el momento de enfrentar la realidad, aunque su presencia me estuviera matando, debía ser valiente.

Aunque no entiendes como fué que te quedaste dormido, te levantaste de mucho mejor ánimo de lo que pensabas y sabías que no me querías lástimar así que pensaste es el momento indicado para decirles a tus hermanos del plan que tenías en mente, los chicos se sintieron algo sorprendidos pues no eras precisamente la persona más romántica del mundo, incluso no considerabas el casarte antes de los 40 y eso con todo lo que querías lograr era decir demasiado, pero aún así escucharon lo que tenías que decirles.

Genie se había arreglado de lo más lindo, en realidad a su lado, yo no parecía nada, era en realidad un ángel, y aunque con algo de envidia, di un gran suspiro, le dije de verdad te ves realmente hermosa, yo en cambio tan sólo me había puesto una falda rosa y una blusa de encaje blanco con una pequeña torera rosa y unas botas 3/4 de gamuza rosa, en realidad parecía un algodón de azúcar, me sentía algo agobiada después de que había hablado con Yongie, aunque ya no era el momento de echarse para atrás, tomé mi bolsa, porque Genie, ya me apuraba y salí, cuando salimos Soo y sus acompañantes nos esperaban para ir juntos al concierto, más asustada y nerviosa no podía estar, ya que Soo sostuvo mi mano entre las suyas, a cada rato decía noona estas muy fría te sientes bien, va sentirme bien para nada estaba temblorosa y parecía una gelatina segura estaba que en cualquier momento caería, al llegar al auditorío, me empezo a faltar la respiraración todo indicaba que era por el pánico, pero resulto bien, el único que lo notó fue mi sunbae, y para poder como el decía conquistarme debía estar seguro que Hyun Joong shi, no sintiera ya nada por mí, así que dandome ánimos me dijo, aquí nos separamos ustedes deben entrar por ese lado, las esperaremos al final del concierto para ir a cenar, dicho esto se separaron de nosotras y fue cuando caí en la cuenta, Genie había desaparecido de mi lado, es que esa chica estaba tan ansiasa de ver a su oppa que no pudo esperar, en fin, para evitar que se metiera en algún lío, me dispuse a buscarla tras bambalinas, y de no haber sido por que entre sin autorización no hubiera llegado nunca a los camerinos pensando en donde diablos estará esta niña, y sin darme cuenta al voltear choqué con alguien, a quien inmediatamente después de trastabillar pero no caerme, le dije mianhe, lo siento, pero al parecer aunque me disculpe, el preguntó quién eres y qué haces aquí, algo tonto, no pude responderle aunque ya había mejorado mi coreano y le había entendido, me tomó de la muñeca y me jaló, el me reconoció en cuanto levanté la vista, y pensando que era la chica de su hermano, me llevó hasta el camerino, cuando abrió la puerta me hizo señas de que pasará, así lo hice y me sorprendí a ver a casi todo el grupo de SS501 allí, menos al líder, y aunque mi rostro traté de que no cambiará por la desilusión de no verlo, fue así, me preguntaba donde se encontraría, pues a pesar de que el no era de los curiosos no aguanto mucho por ir a espiar para ver si nos encontrabamos en nuestros lugares, y así él como yo, se decepcionó solo al ver a Genie, pensó que no iría ya que había dicho lo que tenía que decir, no le había dado ninguna esperanza, con un poco de tristeza, se dirigió a los camerinos y antes de entrar escuchó, una dulce voz que conocía muy bien,
estaba hablando muy nerviosa pidiendo disculpas a Young Saeng por haber chocado con él, y porque debía salir a buscar a mi amiga, para el concierto, pensabas que el destino te estaba jugando una mala pasada, por ponerme de nuevo en tu camino y sobre todo de esa manera, asi que abriste la puerta y entraste, y alli enmedio de los chicos me encontraba yo, por unos minutos nos quedamos mirando como si no hubieran pasado tantos meses y menos unas pocas horas desde nuestro encuentro, y un incomodo silencio se hizo presente, fue obvio que los chicos lo notaron ya que no hicieron ningún comentario y salieron.

Después de tanto tiempo nos volvimos a quedar solos, esta vez frente a frente, pensé que me iba a desamayar, pero sólo atiné a decirte anniongaseyo, entre contento y triste por verme de nuevo, te acercaste, y me abrazaste, no pude hacer nada sólo me deje perder por un momento en tu abrazo, tal vez hubiera llorado allí pero sabía que eso te haría sentir culpable, así que por ese momento fui débil y volví a caer a tus pies, estaba a punto de decirte lo que sentía, cuando tocaron la puerta, diciéndote es hora del show, sin poder decir nada, tomaste mi mano y me dijiste, si quieres saber dónde está tu corazón... acercando mi mano a tu pecho, dices junto al mío.

No por dios, esto es el final de mi vida, ahora me encontraba en una disyuntiva, sería capaz de aceptar sus sentimientos o los rechazaría para que el buscará refugio en Genie, me quede como una idiota unos breves segundos, no me di cuenta en que momento el salió y alguien entró por mi, indicandome que debía acompañarlo, segundos mortales para mi corazón, de verdad el me amaba, eso fue lo que trato de decirme, no fue una alucinación mía, de verdad me quería, cuanto esperaba que el calmara mis ansias, pero estaba en el escenario y eso tendría que esperar hasta el final del concierto, por mientras debía estar allí animándolo, cruel destino, debiste decirme que mi felicidad sólo duraría unos minutos y no haberme torturado con todo eso, si hubiera sabido que el había preparado su confesión, y que debía quedarme hasta el final, lo hubiera entendido pero no, volví hacer un juicio apresurado de lo que el decia y huí.

El concierto era todo un éxito, ya habíamos escuchado varias canciones, las cantamos juntas Genie y yo, y gritabamos a más no poder, en realidad me sentía bien, porque en varias ocasiones volteaste a verme, tus ojos buscaban los ojos y cada que se encontraban veía una especie de brillo, tal vez era mi imaginación no lo sé, por tu parte, las coreografías las estabas empezando a odiar, ya que todas ellas, hacían que te movieras y eso impedía que pudieras verme, aunque estabas concentrado, sólo querías volver a hundirte en mi tierno mirar, pensabas que ese par de ojos te iban a llevar al infierno, pero no podías apartar tu vista de ellos, las chicas estaban super emocionadas, al termino de la octava o novena canción, se apagaron todas las luces, y de pronto se escuchó tu voz nerviosa dijiste muy emocionado, mis queridas fans, todas ustedes saben que es díficil para nosotros tener una novia, por los múltiples compromisos que tenemos y al estar viajando no tenemos tiempo para dedicarselo a una persona, pocas chicas comprenden que nos debemos a ustedes nuestras fans y nuestros clubes, pero el día de hoy, entre todo este lindo público, hay una chica que ha viajado del otro lado del mundo por petición mía, y quiero que escuche está canción que me llevo muchos meses terminar, es una canción muy triste, pero me enseño que debes conservar los buenos recuerdos, olvidar los malos y cerrar el círculo.

Ni que decir que mi corazón se detuvo, sentía recorrer por toda mi piel, electricidad, recordé su tierna mirada y el cálido abrazo que me había dado minutos antes, en eso volví a la realidad cuando dijo, es una canción muy triste, pero me enseño que debes conservar los buenos recuerdos, olvidar los malos y cerrar el círculo, vaya que en esos momentos lo supe, era una canción de despedida, un triste y doloroso adiós, que había escrito para mí, aunque pensaba que sería lo suficiente fuerte para no llorar no pude evitarlo, sencillamente la fuerza se me fue y caí en el asiento.

Creo que esa fue toda una revelación tanto para Genie como lo fue para Soo Woo, el hecho de que Yongie, frente a todo ese público dedicará una canción a una chica, no era para menos, así que ambos comprendieron que su amor no era correspondido, no al menos en la misma medida que lo sentían, Soo comprendió que al menos ese tonto, ahora tenía la oportunidad de tener entre sus brazos a esa tonta, linda, tierna y maravillosa criatura, y no permitiría que volviera a derramar ni una sola lágrima, Genie por su parte, comprendio que los motivos de yongie para visitarla y estar en contacto con ella, habían sido siempre por su unnie, aunque detestaba aceptarlo, sabía que era la verdad, lo supo desde el día que se despidieron en el aeropuerto, cuando ella iba llegando casi corriendo los vio, primero estaban sentados al parecer no decían nada y de repente cuando dijeron por el altavoz que iba a salir su vuelo se levantaron, algo le dijo su oppa, ya que la tomo de la mano y la llevo a su corazón, su unnie probablemnte cerró los ojos esperando un beso que nunca llegó, o tal vez lo hizó para evitar llorar, el hecho innegable es que su oppa soltó su mano tal vez por vergüenza o miedo a una respuesta y fue cuando ella llegó, tantos sentimientos debieron tener en ese momento, que su unnie se retiró tal vez para recuperar su concentración o para permitirle un adiós más cercano a su amigo, si su unnie lo quería y no había dicho nada, ahora entendió porque de repente se enfermó, casi no comía y evitaba el tema de su oppa, eso fue, como pudo ser tan ciega para no darse cuenta, es como dicen, el amor encegue a los que ven, sintió como su corazón comenzaba a romperse en miles de pedazos y entendio el significado del amor no correspondido, comprendió como en los doramas, los que mal actuaban terminaban solos o con alguien que había pasado la misma mala experiencia, y pensó si mi oppa la quiere, yo daré mi permiso, ya que ella no tendría ese fulgor en su mirada si no lo amará aún, y yo se cuanto lo ha echado de menos, ajenos a los sentimientos de Genie, Soo y Yongie, me quedé en silencio por un momento.

Por más nervioso que estuvieras te sentaste en el medio del escenario, tomaste y comenzaste a tocar tu guitarra:

Cuando llega el momento del saludo
tienes una gran sonrisa en tus labios
y luego la despedida es díficil
atinar a decir algo
fuiste un ángel caído del cielo
te convertiste en mi estrella fugaz
eras mi algodón de azúcar
y los colores favoritos de mi pastel arcoiris
aún si no te veo
tu rostro está aquí
y tu voz me guíara
en honor a la verdad
temo decirte que te olvide
que ya no extraño tu tierno mirar
que ya no extraño tu dulce voz
que ya no extraño tu peculiar sentido del humor
ahora por fin puedo decir
ya te olvidé
Comienza a llover
hice una promesa hace tiempo
ahora no la puedo cumplir
alguien más ocupa tu lugar
es tonto decirlo así
pero el vacío que dejaste en mi corazón
alguien más lo lleno
Me siento tonto por decirtelo así
ya no tienes cabida en mis brazos
temo decirte que te olvide
que ya no extraño tu tierno mirar
que ya no extraño tu dulce voz
que ya no extraño tu peculiar sentido del humor
ahora por fin puedo decir
ya te olvidé
Como podré calmar este dolor que hay en mi
obligando a mi corazón a dejar de amarte
y verte partir
no puedo hablar
y hay tanto que decir
estos mismos sueños nunca podré vivir
como poder detener el tiempo
ahora paso a paso te alejas de mi
espero que sepas yo siempre te amaré
y ahora que sé que ya te perdí
que todo entre nosotros se acabó,
mi corazón se empieza a romper
y ahora lo unico que puedo es decir
pero que hago si eso es imposible,
si no puedo dejar de pensar en ti
si creo que aun eres áquel ángel que conocí
si aun deseo estar en tu mundo color de rosa
y ser el príncipe azul de tu cuento de hadas
sólo una palabra tuya bastará
para calmar a mi corazón
para darle la paz que necesita
mirame a los ojos y date cuenta
que a pesar de todo lo malo que nos paso
debo confesarte que me enamore de ti
el cuento de hadas comienza
el destino entreteje travesuras
quiero que permanezcas a mi lado
son los latidos de mi corazón
cuando escucho tu voz
¿cuantos secretos más revelarás?
es demasiado tarde para mi confesión
aceptame por favor....


Desde el mismo instante en que comencé a escuchar la canción no pude evitar llorar, cada vez con más intensidad, esa canción era para mí, allí el me decía que ya no significaba nada para él, y ese cálido abrazo que me dió, fue lástima, eso sentiste Yongie, porque me hiciste volver a ilusionarme y rompías de tal manera mi corazón, no pude resistirme, fue una mala idea haber venido aquí hoy, no sé como tuve fuerzas suficiente y encontré como pasar por entre las chicas y salí del auditorio, llorando a más no poder y con mi corazón desangrándose por intentar comprender cual había sido el motivo, y me di cuenta que en ese instante, como hacía meses atrás, en que tarde algunos meses en recuperarme de su partida y ahora me destruía en un solo minuto, sabía que no podría seguir viviendo, corrí tanto como pude, y recordé a Soo Woo shi, y lo que me dijo en la última cita que tuvimos, tu amas a alguien verdad noona, envidio aquel que tiene tu corazón, y espero que no te haga llorar, porque eres una chica demasiado linda y tierna para que llores por alguien que no merece tus lágrimas, dime noona por ello no has querido ir conmigo a la torre de Seúl, esperas que ese momento perfecto, sea con él, si mis sentimientos fueron evidentes para Soo Woo shi, no le mentí en ese instante, así es, ese lugar es perfecto, es mi momento perfecto con él, aunque no se si lo logré tener, quién díria que toda la felicidad se podía ir de tus manos como el aire.

La canción salía del fondo de tu corazón por eso mismo se escuchaba la tristeza que había en ella, la siguiente estrofa comenzo de igual manera, pero esta vez, le diste un mayor enfásis a lo que ya era inevitable en tu vida, a que estabas perdido por mí, y yo no lo había escuchado, había sido una rara manera de confesarte, pero como bien había dicho Soo, para tener esa felicidad perfecta, debes cruzar un tunel oscuro y encontrar la luz, si no, como podrás valorarla, tu entendiste mejor eso ya que después de aceptar que todo había acabado entre nosotros, te diste cuenta de que eso no era así, simplemente no habías querido hacer nada al respecto, igual que yo, por miedo al amor, por miedo a decirnos cuanto nos hacíamos falta y que no pudieramos tener esa oportunidad de experimentar el amor juntos o separados, debimos pasar por todas esas dudas, temores, miedos y uno de los dos debía dar el siguiente paso, yo lo hice, pero dejándote ir, tu lo hiciste aferrándote a mí, gritando lo mucho que me querías y que esta vez, no me ibas a perder, algo que debí haber escuchado, y no haber huido como lo hice, pero en esos momentos era algo tarde.

En ese momento se encendieron las luces, y al buscarme con tu mirada no me encontraste, sólo estaba Genie allí, la cual al verte con cara angustiada, por fin entendió todo, la primera fila estaba sola y justo en ese momento, salió corriendo, lo bueno de esto era el final del concierto. No tardaste mucho en irte a la parte de atrás del escenario, y viendo a Young Saeng, le dijiste tengo que ir por ella, el asintió y te dijo arasso, y te dio las llaves del auto.

Como en un suspiro saliste corriendo y la viste, no tomaste ni siquiera el carro, la seguiste, estaba llorando como si hubiera muerto, porque, ella te había entregado su corazón y estaba seguro que ella para ti, era la más perfecta estrella, como pudiste hacerle eso, estaba tan enojada que nunca se dio cuenta que la seguías hasta que de repente se te perdió de vista, algo angustiado y temeroso, pensabas donde la encontraré. No más de 10 minutos de recorrer varias calles, al levantar tu mirada vislumbraste una silueta conocida, y aunque tu caminar era seguro, temblabas por dentro, así que al subir aquellos escalones pensabas que sea ella.

Por dios, que seas tú, mi corazón no podría soportar que seas una ilusión, lentamente me acercó a tocar tu hombro, porque tiemblo, voltea por favor y dime que me amas, suplico en silencio, oh Genie, mientras la abrazas como si fuera lo último que harías, das por fin un suspiro de alivio... te sientes completamente culpable por lo sucedido pero sabes que era algo inevitable, esa frágil y delicada niña, estaba allí indefensa ante ti, y no podías hacer nada mejor, así que lo único razonable en ese momento fue tomarla y abrazarla, después de algo de tiempo en que la tuviste entre tus brazos llorando, por fin levantaste su barbilla y mirandola a los ojos, dijiste Genie, debo confesarme, sé que soy un babo, pero debo hacerlo ahora que siento que soy lo bastante fuerte, si no te lo digo ahora estoy seguro que no podré hacerlo después... Genie tu sabes que eres una chica maravillosa, y que estoy muy contento porque me amas, debes saber que también te quiero, y que estaría perdido sin ti... entiendes que te quiero como no podré querer a nadie más, pero sabes bien que en el corazón no se manda, no es sólo decir me gustas y quiero estar contigo, es algo más que eso, has sido la mejor amiga que he tenido todo este tiempo, pero mi corazón pertenece a alguien más, tu y yo nos sentimos bien juntos, porque tenemos un amor unilateral, el apoyo que me has dado, fue suficiente para mantenerme en pie, me diste esperanzas en el amor, pero debes entender que una cosa es querer y otra amar, y yo te quiero, y entonces Genie te contestó con una voz apagada y nostálgica amor a medias no es amor, tu me quieres pero yo te amo, es cierto, no quiero entender lo dijo casi gritando, porque no soy yo, a la que amas, porque no soy yo, se escuchaba más como una súplica que como una petición, te costó trabajo no hacer que Genie no siguiera llorando te sentías demasiado culpable, pero sabías que no podías continuar con esa farsa, no podías pretender estar con ella, cuando tu corazón, tu otra mitad, tu alma gemela se encontraba distante de ti, y si no te apurabas tal vez la perderías y para siempre, fuiste afortunado, porque en ese momento Soo Woo shi, se apareció de la nada, y mirándote algo incrédulo, te dijo, es suficiente debes ir a buscarla, la llevé al hotel y empacó su equipaje, después me pidió que buscará a Genie, y le dijera que se regresaba a México, así que no debes perder tiempo, mirándolo con inseguridad y temor le dijiste, ella iba ir antes a otro lugar, no me dijo a cual, pero es seguro que tu sepas, ya que ella llevaba un sobre con algunas fotos de ustedes dos, creo que quiere terminar de tajo con lo único que los une, así que andando mientras lo empujas le dices, o la buscaré yo y no tendrás oportunidad, y se empezó a reír, por fin diste un respiro y le dijiste komawo, a pesar de que sabía que ya había perdido a su ángel encantador, Soo Woo shi, pensó si no la cuidas y la valoras, te aseguró que te daré un buen puñetazo por todos los que ella no pueda darte, aún así chingu, encuentrala y consuelala.

Aunque Genie, sabía que era lo mejor, se sentía herida y triste porque no entendía como pudo estar tan ciega y no darse cuenta, se creó falsas esperanza, pensando de esa manera olvidó que no estaba sola, y cuando se secó las lágrimas a su lado se encontraba Soo Woo shi, lentamente él la acercó a sus brazos y la reconfortó, ni que decir que meses después esos dos encontraron la felicidad por muy increíble que pareciera juntos, si ese par de tontos se enamoraron, no sin antes pasar varios obstaculos hasta que por fin cedieron y se confesaron su amor, que claro Yongie y yo, tuvimos mucho que ver, un poco de celos y una táctica para enamorarlos fue lo que consiguió nuestro objetivo, pero esa ya era otra historia.

Irte, eso ibas hacer irte, sin darme alguna explicación, estabas más que molesto mientras bajabas las escaleras casi corriendo, te subiste a tu auto, y pensaste, ¿a dónde diablos fuiste? ¿qué lugar es ese para ir a esta hora? ¿porqué es tan especial? y de repente tu rostro se iluminó, acabo de recordar, es cierto, siempre quisiste ir a ese lugar, te encontraré allí, puedo escuchar que me dices, no crees que la Luna está en todo su esplendor, con todas esas estrellas no crees que es muy romántico, aunque las únicas estrellas que yo veo, están en tus ojos, como me atrapaste no sé, pero estoy seguro que lo averiguaré al estar a tu lado, no te vayas a ningún lado sin mí, porque si no lloraré igual que un niño, miles de pensamientos llenaban tu cabeza, yo no te pierdo sin razón alguna, por fin entendiste, ahora sabías que quieres cuando estoy a punto de irme, tal vez lo supiste desde tiempo atrás, y en ese momento como un flash llego a tu mente Teleferico de Namsan, Torre de Seúl, demasidadas preguntas, necesitabas una respuesta, si no te encuentró, algún día sabrás que yo fuí el único para tí, tantas cosas querías decir que no sabías por donde comenzar ni tampoco que dírias aún.

[Casi 21 de la noche justo en la entrada del teléferico]

Bueno he llegado hasta aquí, creo que el subir a la torre ya no tiene tanto significado como antes, sólo por este momento, aunque han sido muchas despedidas, déjame cerrar los ojos, y que una estrella fugaz caiga para pedir un sólo deseo, todo esto lo decía en voz alta, de todos modos, era la única persona que se encontraba allí en esos momentos.

Podría decirte que tu endulzas mi canción, contigo sale el sol y se derrite mi corazón, te has vuelto una obsesión, mi corazón es de bombón, eres mi inspiración, amor sin condición, sería una gran suerte despertar junto a ti, y que regresarás para mí, solo hay un tu y yo, la promesas de los dos, me esperarás, aquí estaré para ti, todo tuvo un final feliz, desde que te conocí, algún
un día iré y bailaré en la luna, esa luna que en estos momentos me está viendo y sonríe para mí.

-oOo-

Bueno he llegado hasta aquí, creo que el subir a la torre ya no tiene tanto significado como antes, mi vuelo partirá en 3 horas más, y creo que es mejor que me marche ahora, de repente el frío comienza a mover mi cabello, meto la mano dentro de mi abrigo y encuentro el sobre, lo miró detenidamente por algunos minutos y pienso antes de marcharme debería darte esto, he sacado las fotos donde estamos juntos y sólo quedan donde estás con Genie, al mirarlas nuevamente empiezo a llorar sé que es muy tonto ya que fui allí para liberarme por fin, de ese sentimiento y comenzar de nuevo, sabía que sería difícil, más no imposible, aún así, no estaba del todo segura de como empezar de nuevo, si me encontraba con el corazón roto, y peor aún con mayor fuerza en mis sentimientos por tí, a pesar de todo, no lo había dejado ir por completo, por el contrario me seguía aferrando a ese cálido sentimiento que aún estaba en el fondo de mi corazón, y sin razón aparente, estaba a punto de romper las fotos y tirarlas al viento, cuando me arrepentí, solté un gran suspiro y con eso dije porque me lastimas bendito amor, acaso no es suficiente el haberle dicho adiós, quieres más, ver que sangre mi corazón, no importa ya me da igual, la vida en estos momentos no tiene el menor significado para mí, ni siquiera puedo sentir el viento helado en mi rostro, ni puedo sentir que tenga vida, te aseguro que no miraré atrás, pero sólo por este momento, aunque han sido muchas despedidas, déjame cerrar los ojos, y que una estrella fugaz caiga para pedir un sólo deseo, todo esto lo decía en voz alta, de todos modos, era la única persona que se encontraba allí en esos momentos.

Podría decirte que tu endulzas mi canción, contigo sale el sol y se derrite mi corazón, te has vuelto una obsesión, mi corazón es de bombón, eres mi inspiración, amor sin condición, sería una gran suerte despertar junto a ti, y que regresarás para mí, solo hay un tu y yo, la promesas de los dos, me esperarás, aquí estaré para ti, todo tuvo un final feliz, desde que te conocí, algún
un día iré y bailaré en la luna, esa luna que en estos momentos me está viendo y sonríe para mí.

Te maldecías por haber dudado tanto y pensabas debe encontrarse aún allí, marcaste nuevamente el número de Genie, hasta que al quinto timbrazo te contestó, oppa la encontraste, casi en un resuello le dijiste aún no, a que hora sale su vuelo, respondiste a la medianoche, entonces es posible que aún la encuentre, con más ánimos empezaste a subir, si te apurabas aun podrías tomar el teleférico y encontrarla en lo alto, o hasta la torre, pero no importaba, cuan cansado te encontrarás debías hablar con ella.

Por fin, llegaste, pero estabas mareado no habías corrido tanto, no sin una buena razón, y entonces te preguntaste ¿donde estás? ¿porque teniendo tanto mi corazón está tan vacío? ¿no pudiste marcharte? ¿quiero estar donde el sueño se termine y se haga realidad? ¿cómo un ángel has tocado mi corazón? y de pronto una silueta familiar se encontraba frente a tus ojos, mientras la contemplabas en silencio, pensaste porque no me di cuenta antes que tú eras mi felicidad, porque tardé tanto en reconocerte, te decías, y con esos pensamientos otros más se unieron a ellos.

Te encantan los capuccinos no es así, he llegado con dos supe que estarías aquí, el viento revuelve tu cabello, tengo nervios pero disimularé, la verdad después de todo este tiempo me siento como un colegial que va a su primer clase, más bien dicho, como si fuera mi primer concierto, y en vez de quejarme, solo reconozco que te quiero ver, nada te supe decir me latía el corazón, te acercaste a mí, y dices que sientes la situación, que la verdad entiendes mis sentimientos, y que no debo preocuparme que no vas a interferir, que no debo preocuparme por nada, de reojo ves que tengo al lado una pequeña maleta, todo está listo, parto en tres horas a México, te digo al notar que miras de lado, me dio gusto verte Hyun Joong shi, deseo toda tu felicidad, no tienes de que preocuparte, estarás siempre junto a mi, a pesar de que este es un triste adiós, dentro de un tiempo lo olvidaremos y nos veremos nuevamente como si nada, me acercó más a tí, y con una pequeña palmada en la espalda te digo, fighting, unos cuantos pasos doy, y tomas mi mano, me volteas y me abrazas, diciendo escuchas a mi corazón, no para de llorar con esto que dices, no puedo retenerte un poco más, al menos dejame decirte lo que he querido hacer desde que llegaste, quiero hablar pero pones un dedo sobre mis labios, y te inclinas, más bien te incas y sacando una pequeña cajita de tu bolsillo, la abres, es una pequeña pulsera en forma de corazones y estrellas y una gran luna, sabes la luna representa a mi corazón, he sido un tonto por no haberte buscado y haberte confesado mis sentimientos, se que soy un tonto, un completo tonto, es acaso que cuando te enamoras en eso te conviertes, no tienes recuerdos de nosotros, por que no los hicimos, pero en este instante en este momento, lo único que quiero es que me vuelvas amar, quiero tenerte entre mis brazos por siempre, ya que eres lo único real y tan cierto como el aire, eres tan linda y dulce, dime acaso es muy tarde para mi confesión, no escucharás, reconoce que no es un sueño, es real, porque ante ti, no tienes a un idolo, sólo soy un chico, diciéndote, acepta mi corazón, porque te amo...


Última edición por Kang Ha Joon el Vie Ago 03, 2012 4:28 am, editado 3 veces
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Min So Eun el Vie Ago 03, 2012 1:12 am

o dios mio unni que por que queda asi el fic falta algo aigooo unni revisalo quiero terminar de leerlo
avatar
Min So Eun

Mensajes : 52
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 27/06/2010
Edad : 25
Localización : Talca ~ Chile

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/CamilaGarridoFuentes ~ http://www.fotolo

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Vie Ago 03, 2012 4:19 am

Cierto pero no falto mucho solo unas cuantas palabras pequeña, y aunque ya lo edite aqui dejo la ultima parte

En ese momento pienso, ¿quién sostiene a las estrellas en el cielo? es verdad que el amor sólo pasa una vez en la vida, no puedo respirar ante tu confesión porque siento que si lo hago veré que es un sueño ahora que estoy aquí, ahora que estoy teniendo mi momento perfecto, justo como lo imaginé, ni saltos ni gritos, sólo un "tonto te amo también", se escucha, me levantas en brazos y por fin después de tanto tiempo, nuestros labios se unen en un casi perfecto beso, es perfecto todo, mi respiración entrecortada y la tuya agitada, diciendo, mi arcoiris con sabor a algodón de azúcar, río y me dices sube a mi espalda mi querida princesa encantada... que este cuento de hadas apenas comienza.


Y con esto se termino, así como se dice colorín colorado este cuento se acabado
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Min So Eun el Vie Ago 03, 2012 6:06 am

wuaaaaaaaaaaaaaaaaa de verdad que esas ultimas palabras dan el toque al fic lo ame unni como ya te lo he dicho en mis comentarios anteriores de verdad esubo muy lindo como que me identifico con la prota por que es como yo nunca doy a conocer mis sentimientos y si veo que hay alguien mas me hago a un lado pensando en que es mejor aquella persona que yo woooooou unni de verdad buenisimo fic espero leer mas de tus escritos
avatar
Min So Eun

Mensajes : 52
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 27/06/2010
Edad : 25
Localización : Talca ~ Chile

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/CamilaGarridoFuentes ~ http://www.fotolo

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Kang Ha Joon el Dom Ago 05, 2012 5:10 am

Unnie te tengo noticias voy a continuar con la segunda parte de este fic claro no inmediatamente y no se cuantos episodios tenga jajajaja eso es lo mejor, pero te aseguro que la trama te va atrapar

espera noticias mias pequeña
avatar
Kang Ha Joon

Mensajes : 26
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 08/07/2010
Edad : 42
Localización : México, D.F.

Ver perfil de usuario http://unafechatandulce.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: {Kim Hyun Joong} La Luna representa a mi corazón

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.